El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, precisó que el aumento de 4.000 pesos -en dos cuotas 3.000 en enero y 1.000 en febrero- significa "fijar un piso para los sectores más postergados", y estimó que 1.300.000 trabajadores recuperan con esta suba el poder adquisitivo.

(Télam)