El Banco Central de la Argentina tomó determinadas definiciones para aclarar cómo se procederá con aquellas cuentas que corresponden al IFE y que tienen movimientos "inusuales" que puedan implicar un engaño para la compra de dólares.

En ese sentido, la entidad bancaria infirmó que "lo que se busca es detectar las cuentas recolectoras de los coleros digitales”, pero que será  tarea de los bancos emisores de los plásticos quienes detecten esas actividades inusuales en sus cuentas.

Podés ver

VUELTA A CLASES EN LA PROVINCIA: ¿CÓMO SERÁ LA PRESENCIALIDAD?

 

“Van a tener que llamar al titular y pedirle explicaciones sobre la operación. Si no la puede justificar, se rechazan las transferencias y regresan a las cuentas de origen”, explicó la entidad reguladora de la actividad bancaria.

“Es una forma de frenar a los coleros sin afectar el derecho de ahorro de quienes lo hagan legítimamente. No va a afectar las operaciones normales que se cursan en dólares, como pago de propiedades, comercio exterior u otras operaciones habituales de particulares o empresas”, explicaron desde la entidad central