Acompañado por el canciller Jorge Faurie, al jefe de Ministros, Marcos Peña y el secretario de Asuntos estratégicos, Flavio Pumpeo, Mauricio Macri ya partió rumbo a Chile con el fin de continuar trabajando en conjunto con el presidente chileno Sebastián Piñera el liderazgo internacional y cerrar acuerdos comerciales que beneficien el crecimiento de la región.

Respecto al primero de los objetivos, Macri apunta a fortalecer el vínculo con el fin de ser los países líderes de un nuevo proceso democrático en América Latina con valores del siglo XXI,  en contraposición a la inestabilidad política que vienen presentando los regímenes de izquierda, como el reciente fallo contra Lula Da Silva. En ese contexto, ambos mandatarios buscan consolidarse como los referentes de esta nueva manera de pensar la política.

Por otro lado, se firmarán acuerdos comerciales que le permitirán a los argentinos comenzar a ahondar en una nueva ruta que tenga salida directa al Pacífico, y que implique una ampliación del mercado internacional a los productos nacionales. Desde la Cámara Chileno Argentina de Comercio destacaron que "el ingreso de Argentina a la Alianza del Pacífico como observador, ofrece la oportunidad a ambos países para identificar intereses comunes, pensando en macro-regiones comerciales como la Asociación Transpacífica".

"Chile es una plataforma única hacia terceros mercados para empresas argentinas" afirmaron desde la Cámara Chileno Argentina de Comercio.

Cabe destacar que en esta visita al país trasandino, la comitiva argentina participará de la conmemoración del segundo bicentenario de la emancipación chilena, hecho librado por José de San Martín y  Bernardo O'Higgins en 1818, conocido como la "Batalla de Maipú", y que significó una segunda independencia para el vecino país