Bajo el lema "Una navidad sin hambre", los movimientos sociales y agrupaciones políticas marcharon y acamparon frente al Ministerio de Desarrollo Social de Nación, que comanda Carolina Stanley, y lograron una de las reivindicaciones por las que estaban allí: un bono de fin de año que permita a los beneficiarios de planes sociales celebrar las fiestas de manera digna.

En ese sentido, la cartera que maneja Stanley habilitaría un pago extra de $4000 que se cobraría antes de las fiestas; medida que aún resta oficializar de parte del Ejecutivo, y que excluiría, una vez más, a los jubilados.

$4000 extras cobrarán los beneficiarios de planes sociales.

Cabe destacar que tanto Desarrollo Social nacional como provincial aumentaron sus partidas destinadas a políticas sociales con el fin de evitar posibles conflictos sociales devenidos por la fuerte crisis económica que se desarrolló a medidados de año, y que aún se siente en la inflación que sufrieron los alimentos que componen la canasta básica.

Para más información, visite INICIO.