Bonafini presentó un recurso extraordinario directamente ante el máximo tribunal de la Nación, luego de haber cuestionado en todas las instancias el haber sido procesada y enviada a juicio oral como "partícipe de una multimillonaria defraudación al Estado" por la construcción de viviendas sociales.

La Corte, con la firma de todos sus miembros, recordó que “el recurso extraordinario debe ser interpuesto ante el tribunal que dictó el pronunciamiento impugnado”, o sea la Sala IV de la Cámara Nacional de Casación Penal (CFCP).

En mayo de 2017 el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi procesó sin prisión preventiva a los hermanos Sergio y Pablo Schoklender y a los ex funcionarios del área de Obras Públicas Abel Fatala y José Francisco López, por el financiamiento de la Secretaría de Obras Públicas de la Nación a la construcción de viviendas que fueran adjudicadas a la Fundación Madres de Plaza de Mayo en el marco del proyecto “Misión Sueños Compartidos”.

En esa causa, donde se investigó un desvío de unos 206.438.454 de pesos, Bonafini fue responsabilizada como presunta “partícipe necesaria” de la maniobra y en diciembre de 2018, luego que la Cámara Federal confirmó la medida, la fiscal federal Paloma Ochoa requirió que fuera sometida a juicio oral y público.

Otros planteos y recursos entre ellos uno de “queja” de Bonafini, fueron rechazados por la Sala IV de la CFCP, lo que derivó en el recurso extraordinario que, en lugar de interponerlo ante éste tribunal, la defensa llevó directamente a la Corte y que hoy fue desestimado por unanimidad. (Télam)