La decisión apunta a poner fin a la polémica generada por el planteo realizado por Zbar, que fuera rechazado enfáticamente por la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y criticado desde distintos sectores políticos.

En un comunicado de prensa difundido esta mañana, la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) informó que su comisión directiva aceptó el pedido de licencia de Zbar, quien también se disculpó “por los hechos y declaraciones efectuadas en relación con el pedido realizado a la DAIA”.

También indicó que decidió “remitir a la DAIA una nota en la que se solicita el retiro de la carta enviada, de manera de dejar sin efecto el requerimiento efectuado” por el ahora licenciado Zbar en relación al rol de querellante en la causa penal por la firma del memorando de entendimiento con Irán durante la presidencia de Fernández de Kirchner.

“AMIA lamenta profundamente que dicha carta haya generado un malestar tan importante, y comprende la indignación provocada por la utilización de expresiones que, sin dudas, fueron desafortunadas”, expresó la mutual en el texto que difundió a primera hora de hoy.

Por su parte, el presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, definió esta mañana al episodio como una “torpeza política” por parte de la AMIA y destacó la necesidad de que la carta remitida por Zbar pidiendo que la entidad abandonara su rol de querellante fuera retirada, para dar por definitivamente cerrada la controversia.

Justamente, ése fue uno de los dos puntos centrales del comunicado difundido por la AMIA esta mañana, en el que anunciaba la decisión de aceptar el pedido de licencia “indeclinable” y “por tiempo indeterminado” planteado por Agustín Zbar, y de pedirle a la DAIA que le devuelva la polémica carta.

En este sentido, la asociación mutual judía subrayó que “el lema de la institución expresa que AMIA trabaja todos los días reparando el mundo'”, al “reconocer errores y pedir disculpas también es una forma de hacerlo”.

La carta de la AMIA que Zbar había enviado la semana pasada a la DAIA señalaba que esa entidad debía “desistir de impulsar la causa judicial contra Cristina Fernández de Kirchner por el memorando de entendimiento con Irán”, con el argumento de que “la revisión de esa terrible decisión de política exterior y su reversión histórica corresponden a toda la sociedad argentina y sus representantes".

En su comunicado de hoy, la AMIA aseguró que Zbar “no pidió -ni insinuó bajo ningún punto de vista- abandonar la investigación en curso por la firma del memorando, ni trató de desligar responsabilidades de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner en el presunto delito de acción pública cometido”.

“Sólo se solicitó que se continuase con la investigación de la causa, que ya fue elevada a juicio oral, sin el rol de querellante de la DAIA, para que sean los poderes del Estado, y no las instituciones comunitarias, quienes asuman el compromiso por continuar el proceso”, planteó la mutual judía.

La presidencia de la AMIA quedó hoy a cargo de su vicepresidente primero, Ariel Eichbaum, quien deberá completar el mandato de Zbar, que se extiende hasta junio de 2020, dijeron a Télam fuentes de la mutual. (Télam)

Para más información, visite INICIO.