Kulfas junto a la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, y los secretarios de Política Tributaria, Roberto Arias, y de Hacienda, Raúl Rigo, expusieron ante el plenario de comisiones de Legislación General y de Presupuesto sobre el proyecto ómnibus que declara la emergencia pública.

El ministro de la Producción explicó que el gobierno requiere de herramientas para "tener una macroeconomía estable" que se convierta en puntapié para apuntalar un modelo productivo y de crecimiento.

"Este proyecto lo entendemos como un marco conceptual general para encender la economía con este criterio de solidaridad. Será un punto de partida para volver a crecer sobre bases sólidas y priorizando la producción y el trabajo nacional", agregó.

"Estamos pensando en el perfil productivo de la década que está empezando con todo los sectores", subrayó el funcionario.

En su exposición Kulfas detalló los motivos por los cuales el gobierno decidió congelar las tarifas, imponer un impuesto a la compra de divisas, y los cambios generados en el sistema de retenciones.

A lo largo de su disertación, Kulfas defendió la decisión de congelar las tarifas por seis meses y hacer una revisión global para lograr "un adecuado equilibrio entre las inversiones y el gasto de los hogares y las empresas".

"El transporte en energía aumento un 300 por ciento y así subieron las tarifas. Así cuidaron los intereses de los usuarios quienes tenían que controlar", dijo al justificar la intervención de los entes reguladores de gas y luz.

"Debemos tener tarifa cuidada para pymes y cooperativa, para los hogares. Necesitamos tener artefactos modernos para ahorrar energía y también vamos a trabajar en eso", agregó.

Sobre la posibilidad de no pagar la deuda pública como propuso el diputado de izquierda Nicolás del Caño, Kulfas dijo que "el concepto de deuda odiosa como plantea Del Caño se podría aplicar a gobiernos ilegítimos o dictatoriales y en este caso fue tomada por gobiernos democráticos".

En cuanto a las retenciones, Kulfas dijo que los topes establecidos para los derechos de exportación se tomaron teniendo en cuenta "cuales son los montos de rentabilidad" de cada sector agropecuario y planteó que el desafío paso por analizar "como se le agrega valor agregado para lograr un nuevo perfil productivo en la próxima década".

"Acá no hay discusión campo-industria porque nosotros queremos trabajar en conjunto con todos los sectores", apuntó.

Por su parte, el secretario de Política Tributario Roberto Arias dijo que "el impuesto a la riqueza no genera pobreza. Lo que genera pobreza no tener ordenada la macroeconomía"

En tanto, Marcó del Pont, explicó que la moratoria a las pymes "es muy parecida a las dictada en los últimos 20 años. Se otorga ante una situación extraordinaria de las pymes y no se le está regalando nada porque lo único que se le quita son los intereses". (Télam)