Claudia Guebel, la empleada del Congreso que denunció por abuso al senador Juan Carlos Marino, ratificó sus acusaciones en una cámara Gesell, método que se utiliza para tomar declaraciones a víctimas de violencia sexual.

La exasesora del senador mantuvo las acusaciones contra Marino y dos empleados de la Cámara alta, según trascendió.

Marino fue denunciado por Guebel por hechos que habrían sucedido entre 2016 y 2018.

En los episodios relatados por la denunciante ante la Justicia, Marino habría manoseado a la empleada legislativa y la habría acosado por mensajes de WhatsApp.

El fiscal Federico Delgado consideró que había elementos suficientes para iniciar la investigación y le pidió al juez federal Ariel Lijo ordenar medidas de prueba.

El magistrado pidió un informe al Senado, citó a declarar como testigos a colaboradores de Marino e "invitó" al senador pampeano "para que decida si quiere aportar su celular", dado que por sus fueros no puede ser allanado.(NA)

Para más información, visite INICIO.