El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, agradeció hoy al hijo del ex presidente Raúl Alfonsín, Ricardo Alfonsin, su participación en la inauguración de una nueva sede de la cartera judicial, realizada en el predio de la ex ESMA

El ministro también reconoció -en la red social Twitter- a Mario Sábato, hijo del escritor Ernesto Sábato, a Romualdo Goyeneche Argibay "y a todos los que se sumaron en la inauguración del edificio Raúl Alfonsín", tal como fue bautizada la nueva sede en homenaje al ex Presidente que permitió la recuperación de la democracia en 1983.

El acto se realizó ayer en la sede ubicada en la Avenida Libertador 8151 y constituyó "un nuevo paso en la resignificación del sitio donde funcionó uno de los mayores centros clandestinos de detención, tortura y desaparición de la última dictadura militar", indicaron desde el ministerio.

"Para nosotros se trata de un hito muy importante, por primera vez el Ministerio de Justicia va a tener un edificio representativo en un lugar que debe convertirse en un centro cívico que permita no olvidar nunca lo que pasó y exaltar el valor de la justicia como lo ha hecho Alfonsín, con un fuerte respeto por los Derechos Humanos", señaló Garavano.

Y añadió que "esto tiene que ser una política de Estado y es un paso muy importante para las futuras generaciones".

Durante la apertura, Ricardo Alfonsín, agradeció al presidente Mauricio Macri y al ministro por el homenaje a su padre.

"Este reconocimiento que se le hace a la figura de Rául Alfonsín, es también un reconocimiento al conjunto del pueblo argentino".

"Hubiera sido imposible el juicio a las juntas y terminar con el horror si no hubiera existido el compromiso colectivo de la sociedad y de las fuerzas políticas y sociales que estaban dispuestas a poner fin a las dictaduras militares en el país", sostuvo el dirigente radical.

Luego, se realizó la conferencia "La importancia de la Conadep y el Nunca Más en el Juicio a las Juntas" de la que participaron los ex jueces Ricardo Gil Lavedra, León Carlos Arslanian y Jorge Valerga Araoz.

Del acto participaron también el ministro de Interior, Rogelio Frigerio; el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés; el intendente de Vicente López, Jorge Macri; el secretario de Cultura, Pablo Avelluto; el secretario de Legal y Técnica, Pablo Clusellas, y los diputados Martín Lousteau, Mario Negri y Pablo Tonelli, y el senador Ángel Rozas.

También asistieron el escribano general de Gobierno, Carlos D´Alessio; el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj; la secretaria de Justicia, María Fernanda Rodriguez, y Martín Casares, jefe de Gabinete del Ministerio de Justicia, entre otros funcionarios.

El Ministerio se situará en el edificio número 11, donde funcionaba el casino de aspirantes y cantina para lo cual se realizaron trabajos de recuperación y puesta en valor de un pabellón construido en la década de 1930 y remodelado en los años 60.

El espacio ocupa 7.450 metros cuadrados que incluyen las superficies cubiertas y descubiertas en cuatro niveles: subsuelo, planta baja, primer y segundo piso, azoteas y rampas. Se contempla el funcionamiento de unos 380 puestos de trabajo, un comedor y una Sala Auditorio.

Las fachadas de los edificios del predio están protegidas por su valor histórico; y se preservó un mural de época y marquesinas de acceso vidriadas para que no interferir con la fachada original.

La obra contiene un salón de usos múltiples que funcionará como comedor para todos los empleados del predio y una Sala Auditorio llamada Ernesto Sábato.

Las azoteas y el techo fueron recubiertos con paneles con aislación térmica y se instalaron paneles solares para poder abastecer los servicios esenciales.

(Télam)