Fernández celebró que los representantes evangélicos se sumen a esta convocatoria y les señaló que conocía "muy bien todo lo que hacen, les agradezco y les pido que me ayuden a terminar con un flagelo que nos debe avergonzar como sociedad", informó Presidencia de la Nación.

El primer mandatario estuvo acompañado por el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, y entre los representantes religiosos que asistieron al encuentro se encontraban Rubén Proietti, presidente; Hugo Baravalle, vicepresidente de Relaciones Internas, y Guillermo Fernández, vicepresidente de Relaciones Externas, entre otros.

El Gobierno anunció la semana pasada la puesta en marcha del plan, que apunta a resolver el problema del hambre y la malnutrición en la Argentina a través de la entrega de una tarjeta alimentaria con 4.000 o 6.000 pesos que en marzo venidero estará distribuida en el 80 por ciento de las familias con chicos menores de 6 años.

Además de la tarjeta alimentaria, el programa incluye créditos no bancarios para insumos, herramientas y maquinaria, vínculo de planes sociales con empleo y producción, un plan específico de primera infancia y un plan de inclusión para jóvenes que no estudian ni trabajan, que se irán presentando paulatinamente. (Télam)