El estudio de anticuerpos de personas vacunadas contra el coronavirus de la Sputnik V realizado por investigadores argentinos "es una demostración más del invalorable aporte" de la ciencia nacional y demuestra la potencia de los trabajos colaborativos, coincidieron distintos funcionarios y la titular del Conicet.

"Esta investigación, que ahora publica una de las revistas científicas internacionales más prestigiosas de la especialidad, es una demostración más del invalorable aporte que ha realizado la ciencia de nuestro país para enfrentar la pandemia", afirmó Roberto Salvarezza, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Por su parte, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, señaló que "es muy importante avanzar en estudios colaborativos como éstos que robustecen la evidencia científica disponible"

Y agregó que "nuestro país ha demostrado una vez más su enorme potencial científico durante la pandemia con hallazgos como la secuenciación genómica del virus el año pasado hasta estudios como el que se publica hoy, con un gran impacto en la revistas científicas internacionales".

En el mismo sentido, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, dijo que "el trabajo que publicamos en conjunto con investigadores del Conicet y el ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación en personas vacunadas con Sputnik V sigue demostrando la gran calidad de las vacunas aplicadas en nuestro país y constituye una forma de entender las políticas públicas, que incluye la investigación para solucionar problemas y dar respuesta a la necesidad del pueblo desde una perspectiva de soberanía sanitaria y científica".

Kreplak agregó que el aval del estudio de una revista tan prestigiosa a nivel global "es una demostración más de un gobierno que apuesta al desarrollo, a la ciencia y a la soberanía".

Finalmente, la presidenta de Conicet, Ana Franchi, señaló que "este trabajo de nuestras y nuestros científicos sobre la respuesta inmunológica a la primera dosis de la Sputnik V -el primero fuera de Rusia-, permite planificar de modo más eficiente la gestión de la salud pública frente a la pandemia".

Y concluyó: "Al mismo tiempo, es un ejemplo de trabajo solidario entre el Conicet y la provincia de Buenos Aires y de la Argentina con el resto del mundo. Sirve también para establecer una sintonía más fina, con protocolos comunes, para las estrategias que se implementan en cada país y adoptar mejores decisiones".

Las declaraciones publicadas en una gacetilla difundida por la Agencia CyTA-Leloir son sobre el estudio publicado recientemente en la revista Cell Reports Medicine, en el que investigadores argentinos encontraron que en personas que ya tuvieron infección por el coronavirus SARS-CoV-2, una sola dosis de la vacuna Sputnik V produjo 10 veces más anticuerpos neutralizantes respecto de quienes completan el esquema de dos dosis sin antecedente de Covid-19.

El trabajo también determinó que después de una dosis de la vacuna Sputnik V, el 94% de las personas que participaron del estudio, sin previa infección, desarrolló anticuerpos específicos contra el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2), y la cifra se elevó al 100% tras completar el esquema de dos dosis. (Télam)