“Según el INDEC, una familia con dos hijos y dueño de una propiedad necesita $ 32.000 pesos para no ser pobre. Es un 58,6% más que hace un año, incluso más que la inflación. Con paritarias a la baja y desempleo en aumento, cada día hay más familias pobres en este país”, señaló el diputado nacional y candidato a intendente de La Matanza, Fernando Espinoza.

En torno a esto, expresó que “lo que no explica el INDEC es que la Canasta Básica sobre la que hace el cálculo está subvalorada. Porque todos sabemos que una familia necesita muchos más ingresos que $ 32.000 para comer, vestirse, calefaccionarse, moverse hasta el trabajo y comprar útiles escolares”.

“Además que la Canasta Básica Total y la Alimentaria sean más altas que la inflación significa una sola cosa: que la inflación que pagan los pobres es más alta que la que pagan los ricos. Con este Gobierno, el ajuste lo pagan la clase media, los trabajadores y los jubilados”, completó.

Según el INDEC, una familia con dos hijos y dueño de una propiedad necesita $ 32.000 pesos para no ser pobre. Es un 58,6% más que hace un año, incluso más que la inflación. Con paritarias a la baja y desempleo en aumento, cada día hay más familias pobres en este país. pic.twitter.com/nvRG5mncE8