El sondeo de Circuitos.

Un estudio realizado en la Provincia de Buenos Aires, den el mes de abril, se mostró una vez más “la grieta” que separa a los argentinos. En el mismo, se consultó sobre la visión que tienen del país, puntualizando en la situación actual del mismo.


En ese sentido, un 21.7 calificó como muy mala las circunstancias por las que atraviesa el país en este momento, y un 28.4 como mala; por su parte, un 9.2 de los encuestados dictaminó que era muy buena, un 14.2% como buena y un 24.6 como regular.


Por lo tanto, un 48% de los encuestados tiene una mirada benévola sobre la actualidad, mientras que en un 50.1%  tiene una mirada negativa de ella. Esto quiere decir que nuevamente la marcada división entre argentinos, que primero se daba en el ambiente político partidario, ya comienza a hacerse eco en la sociedad.


En cuanto a la figura del presidente, Mauricio Macri, la grieta también está presente: un 53.7% tiene una muy buena o buena imagen del jefe de Estado, mientras que en un 46.3% es muy mala o mala.


Los argentinos tienen buena imagen del presidente.

Cabe señalar que en este sentido, una vez más las diferencias se hacen visibles, al igual que en la evaluación de gestión que hicieron los votantes, donde los extremos se llevan el mayor porcentaje, mientras que los puntos intermedios son casi imperceptibles.