El tribunal oral que salió sorteado para juzgar al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray y su ex segundo, Angel Toninelli, por supuesto encubrimiento agravado e incumplimiento de deberes a raíz de no haber denunciado maniobras de evasión del empresario Lázaro Báez, se declaró incompetente y remitió el caso a otros jueces.

La decisión fue del Tribunal Oral Federal 1 que entendió que ambos deben ser juzgados por los jueces que actualmente encabezan el juicio oral a Lázaro Báez y sus cuatro hijos, entre otros acusados, por lavado de dinero, según la resolución a la que accedió Télam.

Por ello enviaron el caso al Tribunal Oral Federal 4, que ahora tendrá que resolver si acepta encargarse del juicio o lo rechaza.

En esta última opción, la palabra final la tendrá la Cámara Federal de Casación, máximo tribunal penal del país.

Echegaray y Toninelli, ex titulares de AFIP y DGI respectivamente, están procesados por la supuesta obstrucción de la fiscalizaciones que se hacían a las empresas del grupo Báez, entre mayo y julio de 2011, en la Dirección Regional Bahía Blanca de AFIP, que fue disuelta.

Las empresas en la mira eran Constructora Patagónica Argentina SA, Calvento SA y Grupo Penta y Cía. SA.

En julio de 2012 se habían encontrado evidencias de "un fraude tributario mediante la utilización de facturación apócrifa cuyo beneficiario era, en forma directa o indirecta -según cada caso- la empresa Austral Construcciones, siendo su accionista mayoritario Lázaro Antonio Báez, titular de un 95% del paquete accionario", según la acusación.

Pero la regional se disolvió y la investigación quedó paralizada.

La fiscalía acusó a los dos ex funcionario como coautores de "encubrimiento por omisión de denuncia agravado por su comisión por parte de funcionarios públicos en concurso ideal con el de incumplimiento de deberes de funcionarios públicos"

Los jueces del Tribunal Oral Federal 1 Adrián Grunberg, José Michilini y Ricardo Basílico se declararon incompetentes y remitieron el caso a sus pares Néstor Costabel, María Gabriela López Iñiguez y Adriana Palliotti.

Estos últimos magistrados juzgan actualmente a los Báez, a su ex contador Daniel Pérez Gadín, su ex abogado Jorge Chueco, al arrepentido Leonardo Fariña y al financista Federico Elaskar, entre otros, por supuesto lavado de activos.

En las últimas semanas se sucedieron las declaraciones de incompetencia por parte de tribunales orales en donde recaen por sorteo los juicios vinculados a la corrupción en el kirchnerismo.

La Cámara Federal de Casación rechazó ya que el juicio por direccionamiento de obra pública en Santa Cruz a la ex presidenta Cristina Kirchner; el ex ministro de Planificación, Julio De Vido, Lázaro Báez y otros procesados se unifique con la causa Los Sauces.

Obra Pública tiene fecha de inicio prevista para el próximo 21 de mayo por el Tribunal Oral Federal 2, y ahora Casación debe decidir si Los Sauces se unifica o no con otro caso enviado a juicio, Hotesur.(Télam)