El presidente de Aerolíneas Argentinas, Luis Malvido, sostuvo que la empresa apostará “al negocio de cargas como una de las llaves para hacerla sustentable”, y detalló que, a través de la incorporación de nueva tecnología, apuntando al mercado de comercio electrónico, se busca triplicar el monto de carga de pequeños paquetes, proyectando una facturación de 24 millones de dólares anuales en ese rubro para el año 2021.

“El camino para hacer sustentable Aerolíneas es crecer en facturación, con la misma estructura. En esa línea, el negocio de cargas es estratégico. Ahí apuntamos con el acuerdo firmado para desarrollar la entrega puerta a puerta en 24 horas”, dijo Malvido. Aerolíneas anunció que está desarrollando estrategias para incrementar sus ingresos haciendo un mejor uso de la infraestructura existente y en ese sentido se firmó un convenio con la empresa SmartKargo, para incorporar tecnología que permita despachar paquetes en 24 horas puerta a puerta en todo el país, a través de Aerolíneas.

“Es una tecnología que ya han incorporado otras líneas aéreas, y que nos permite generar un producto de carga que apunta especialmente al comercio electrónico”, aseguró Máximo Amadeo, Director Comercial de Aerolíneas. El acuerdo implica una inversión de 5 millones de dólares en la contratación de la tecnología que permitirá desarrollar una aplicación que se pueda usar desde el teléfono del cliente, a través de la cual se despachen paquetes puerta a puerta.

La recogida del paquete y la entrega a domicilio correrá por cuenta de la red de JetPaq, otra empresa del Grupo Aerolíneas, que tiene representantes exclusivos en 32 localidades del país. Esa red se potenciará con el nuevo negocio, lo mismo que la utilización de las bodegas de los aviones de cabotaje, mercado al que apunta el desarrollo. “El sistema estará operativo para mediados del año próximo”, señaló Amadeo.

“El camino para hacer sustentable Aerolíneas es crecer en facturación con el negocio de cargas", Luis Malvido.

Hoy la empresa realiza carga de paquetería, pero sin el compromiso de la entrega en 24 horas, lo que será el gran cambio. Para el cliente, el sistema permite además el seguimiento on line de su despacho a través de la aplicación.  Las bodegas de los vuelos de cabotaje tienen una capacidad de carga aproximada de 3.000 kilos. Hoy se ocupan con frutas, flores, diarios, alimentos perecederos, entre otros productos despachados por empresas. El nuevo servicio apuntará sobre todo a público general, más que empresas. Actualmente Aerolíneas factura 8 millones de dólares anuales en este tipo de carga, que suma 7.000 toneladas anuales. “El objetivo es llegar a 24 millones en 2021”, señaló Amadeo.

 

 

Para más información, visite INICIO.