El humo fue apreciable desde la mañana sobre la localidad balnearia y ciudades vecinas, aunque a simple vista no se advertía como una resolana, como sucedió ayer, sino que el cielo presentaba una visibilidad mayor en una jornada con una temperatura que superó los 31 grados.

Cindy Fernández, meteoróloga del SMN, informó a Télam que "todavía queda humo en altura, pero está avanzando un frente frío que va a dejar lluvias y tormentas de variada intensidad" en la costa sur de la provincia de Buenos Aires, en localidades como Necochea y Mar del Plata.

"Este frente está desplazándose hacia el norte, y eso, al generar lluvias y tormentas, genera un cambio en el aire en los niveles en los que se encuentra el humo, a más de 5.000 metros en promedio. Por este motivo, es esperable que limpie y se disperse", aseguró.

En ese sentido, indico que las partículas más pequeñas "que en menor medida están ubicadas en una segunda capa a una altura menor, en torno a unos 3.000 metros, sean arrastradas en gran medida hacia la superficie, disuelta por la lluvia".

Fernández insistió en ese sentido en que el fenómeno no reporta "ningún tipo de riesgo para la población ni para la aviación".

Aseguró, además, que en el caso de localidades costeras "el hecho de que se observe el humo sobre el horizonte no habla de menor altitud, ni mayor riesgo de ningún tipo, sino que responde a un fenómeno óptico propio de la curvatura de la Tierra".

Respecto de la densidad de la capa apreciable durante este miércoles, la meteoróloga detalló que "hoy hay un poco menos que ayer en cuanto a espesor, y la parte más espesa ya pasó sobre país y va rumbo al Océano Atlántico". (Télam)