https://www.youtube.com/watch?v=5CDxNSPVfdU


En un breve contacto con la prensa, la senadora nacional electa de Unidad Ciudadana calificó como “un gran disparate jurídico” la causa en su contra por el presunto encubrimiento de iraníes prófugos en el marco de la causa AMIA.


“Esto ha caracterizado como traición a la Patria y la única traición a la Patria que hay en el país es la que han utilizado para usar a la Justicia en Comodoro Py para perseguir a los opositores”, agregó.


En ese tono, insistió en calificar la causa como “un dispararte” y remarcó que el objetivo es “atemorizar a la oposición, quieren hacer callar a la oposición en el Parlamento. Absolutamente el gobierno está detrás de esto. Quieren un Parlamento donde los legisladores voten lo que ellos quieren pero conmigo no lo van a lograr. Estoy dispuesta a representar a los tres millones y medio de bonaerenses que se manifestaron por mí. Quieren silenciar a los opositores para que no se hable del ajuste que se viene, de la jubilación que van a aumentar la edad, del aumento de las tarifas. Conmigo no van a poder”.


“Voy a hacer honor a lo que la gente vota. Voy a ser una legisladora que vaya a cumplir con el mandato de los bonaerenses y los argentinos que están en contra de las políticas de ajuste. La única traición a la patria es utilizar el poder judicial. No tienen causa, no tiene caso y lo que hacen es patético”, enfatizó CFK ante la prensa escoltada, entre otros por los jefes comunales de Mercedes, Ensenada y Avellaneda, ‘Juani’ Ustarroz, Mario Secco y Jorge Ferraresi, además del ex titular de AFSCA, Martín Sabbattella, la diputada nacional electa, Fernanda Vallejos, y Leopoldo Moreau.


En la previa, la ex presidente declaró ante el juez Claudio Bonadio leyendo un escrito.  Antes escuchó la lectura de los cargos en su contra por el presunto encubrimiento de iraníes prófugos en el marco de la causa AMIA. Militantes la aguardaban en las inmediaciones del tribunal Federal en el barrio porteño de Retiro.


[gallery columns="2" ids="144803,144775"]


La ex presidente se presentó a indagatoria ante el juez Claudio Bonadio en la causa en la que se investiga la denuncia del fiscal Alberto Nisman según la cual habría existido un plan delictivo llevado adelante por funcionarios nacionales de alto rango para permitir a los imputados iraníes eludir la investigación y sustraerse a la acción de la Justicia en la causa tramitada por el atentado a la AMIA.


En vez de declarar Cristina Fernández presentó un escrito donde defendió el Memorándum firmado con Irán y le atribuirá a la causa de Bonadio carácter político.


Según la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman, mediante la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán se creó una herramienta jurídica para intentar encubrir a los cinco ciudadanos iraníes imputados por el ataque a la AMIA.


Para mayor información visite INICIO.