Elisa Carrió amplió la denuncia contra Daniel Scioli que había presentado por delitos de lavado de dinero y defraudación al estado.

La diputada en su escrito presentado ante el fiscal Garganta, señaló al ex titular del Instituto Provincial de Loterías y Casinos de Buenos Aires, Alberto Peluso, acusado de "recaudar para el gobernador" y desviar fondos para campaña.


Junto a la diputada Oliveto y su abogado, la diputada denuncia que “durante la gestión de Scioli, entre 2007 y 2015 se crearon 1340 agencias de lotería que negociaba en persona Peluso”. Asegura además que Peluso se reunió con empresarios vinculados a los bingos y les habría pedido un millón de dólares y el 1,5% de la recaudación bruta mensual como aportes de campaña.


"Era el gran prestamista del Casino Club y Scioli lo lleva como interventor de Lotería, ¿se imaginan a un delicuente prestamista (en ese cargo)? La diputada lo acusó como "otro testaferro y socio de Scioli".


En el canal  TN, la diputada dijo que "Daniel Scioli también formó casi una asociación ilícita junto a Alberto Pérez y Pepe Scioli" y sobre Walter Carbone, el hombre de la caja fuerte dentro de un dragón de metal sentenció: "Es como las monjas en el convento: el problema de ellos es que están encerrados con el dinero, no tienen dónde esconderlo"