La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, celebró hoy el fallo de la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal que anuló el procesamiento por "homicidio agravado" del cabo de Prefectura Javier Pintos, acusado de asesinar de un disparo al joven Rafael Nahuel el 25 de noviembre de 2017 en un operativo en Villa Mascardi, Río Negro.

"¡La verdad siempre triunfa! La Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal anuló el procesamiento por homicidio agravado del Albatro Pintos al afirmar que fueron atacados en Mascardi por 20 personas con despliegue de tipo militar, con lanzas y armas de fuego", escribió Bullrich en su cuenta oficial de la red social Twitter.

La resolución fue firmada por los jueces Lilitana Catucci, Esteban Riggi y Juan Carlos Gemignani, quienes dispusieron apartar a los jueces de la Cámara Federal de General Roca, que habían dictaminado que no había existido un enfrentamiento, y que los prefectos habían perseguido a los mapuches.

"Además, anularon la resolución de la Cámara Federal de Roca y ordenan confirmar una nueva integración de la Sala para que dicten un nuevo fallo con las directivas de casación, asumiendo la existencia de una agresión armada ilegítima y la validez de la pericia efectuada por Gendarmería", indicó la titular de la cartera de Defensa en otro posteo.

A fines de noviembre en Villa Mascardi, una localidad cercana a Bariloche, el joven Rafael Nahuel murió baleado por la espalda durante un incidente en el cual un grupo de prefectos aseguró que se había producido un enfrentamiento.

Sin embargo, el magistrado Leonides Moldes, por entonces a cargo del Juzgado Federal de Bariloche, había procesado a cuatro efectivos de esa fuerza de seguridad por "homicidio agravado con armas de fuego en exceso de legítima defensa".

Además de Pintos, resultaron procesados Carlos Sosa, Sergio García, Juan Obregón y Sergio Cavia, pero tiempo después la Cámara Federal de General Roca revocó esta resoluciones, con excepción de Pintos.

La Cámara rionegrina revocó la mayoría de los procesamientos, pero mantuvo firme el de Pintos y luego ordenó su detención, pero una instancia de apelación ordenó su liberación.

El Tribunal Federal de General Roca había establecido que el gobierno nacional desempeñó "un rol activo en la defensa irrestricta de los funcionarios de las fuerzas de seguridad involucrados en episodios bajo investigación judicial".

La Sala III de Casación consideró que esa sentencia fue arbitraria, y fundamentó el fallo en el descarte de un peritaje que favorecía la situación del imputado.(Telam)