Lázaro Báez, además de sus hijos y los más de 20 imputados, se negaron a responder las preguntas del Tribunal en el marco del enjuiciamiento por la ruta del dinero K. Si bien se presentaron a la audiencia, decidieron no emitir ninguna declaración.

Poco después de las 8 de la mañana el empresario llegó directo desde Ezeiza, donde se encuentra detenido por otras causas, y se sentó junto a sus hijos y sus abogados defensores. Cabe destacar que las solicitudes presentadas el miércoles anterior en la primera audiencia, fueron todas desestimadas por el Tribunal Oral Federal n°4.

Báez se negó a declarar en el marco del enjuiciamiento por la ruta del dinero K.

En la causa denominada la ruta del dinero K se investigan presuntos lavados de dinero, aproximadamente 60 millones de dólares, y varias propiedades y autos, que de comprobarse que fueron adquiridos de manera fraudulenta, se decomisarán y pasarán a ser parte del Estado.

Para más información, visite INICIO.