El empresario kirchnerista, Lázaro Báez, que se encuentra detenido por distintas causas de corrupción, se refirió al origen de sus bienes y afirmó que "lo que tuvo es de una sola persona, que está arriba". Además, admitió haber "cometido errores".

Cabe destacar que estos dichos son parte de las escuchas telefónicas del "Operativo Puf", en las que se revelarían el entramado judicial que tendría preparado el kirchnerismo para evitar que la causa de los cuadernos de las coimas tuviera entidad judicial.

"Yo, todo lo que tuve es de una sola persona que está arriba. Y me lo dio para que lo administre y no lo supe administrar quizás en la forma adecuada que él quiso que lo administrara", indicó el empresario, en una comunicación telefónica con su abogada Elizabeth Gasaro, a la que confesaba el origen de su patrimonio.

"Y cometí errores, y quizás por eso estoy donde estoy...para tener un acto de reflexión. Y veremos si él me da una oportunidad distinta para no cometer los mismos errores", manifestó Báez a su defensora