zona

Misiones autorizó la Fiesta del Inmigrante en noviembre, con control sanitario y público reducido

Por Agencia Télam

02-09-2020 06:30

La Fiesta Nacional del Inmigrante, la celebración más multitudinaria de Misiones, se realizará en noviembre próximoen la ciudad de Oberá, dos meses después de lo habitual y con menos días, número reducido de público y artistas locales, además de un estricto protocolo sanitario debido a la pandemia de coronavirus, informaron hoy sus organizadores.

La 41ª edición de este tradicional festejo se extenderá del 12 al 15 de ese mes en el Parque de las Naciones de esa comuna del centro sur de Misiones, confirmó Juan Hultgren, presidente de Federación de Colectividades, a cargo de la organización.

La realización de la fiesta que más gente concentra en la provincia "fue una decisión como resultado de una reunión que se concretó con todos los presidentes (de las colectividades) y el intendente de la localidad de Oberá (Carlos Fernández)", añadió.

"Se logró hacer el traslado del mes de septiembre a noviembre pero obviamente que más reducido", dijo Hultgren, en referencia a los días de duración y la cantidad de gente, números artísticos y locales comerciales.

La fiesta, siguió, "se ha caracterizado por la duración de 11 días pero hoy se ha decidido de hacerla solamente por un fin de semana y con un 50% de las actividades", y agregó que "se hará para no dejar pasar por alto a este evento tan característico de la provincia".

Para obtener la habilitación de la provincia, los representantes de las colectividades de inmigrantes debieron realizar una serie de capacitaciones sobre protocolos sanitarios, para activar la gastronomía y recibir a los visitantes.

Una de las condiciones es que sólo podrán ingresar 500 personas por noche a las 13 hectáreas del Parque de las Naciones y cada una de las 15 casas típicas de las colectividades podrán trabajar al 50% de su capacidad.

Este fin de semana se desarrollará en el mismo predio el "Oberá Inmigrantes, Viví el Parque", una ceremonia a cielo abierto con autoridades municipales y provinciales, en la cual se hará un homenaje y se entregará un certificado a todos los que cumplieron 50 años de residencia en la provincia.

La actividad se extenderá del viernes al domingo, con muestras culturales y venta de comida al paso, y servirá como una prueba piloto de lo que será la Fiesta Nacional del Inmigrante, en noviembre. (Télam)