zona

Los tres barras de Racing condenados por asesinar a un periodista sufrieron la prórroga del derecho de admisión

Por Agencia Noticias Argentina

25-07-2019 02:15

Los tres barras condenados por el asesinato del periodista partidario de Racing Nicolás Pacheco en 2013 sufrieron hoy una prórroga por dos años de la prohibición que pesa sobre ellos para ingresar a estadios de fútbol. A través de la Disposición 35/2019, publicada este jueves en el Boletín Oficial, la Dirección Nacional de Seguridad en Espectáculos Futbolísticos decidió extender la "restricción de concurrencia administrativa" por 24 meses a Aníbal Domínguez Butler, Juan Carlos Rodríguez y Enrique Rulet, que en diciembre de 2016 habían sido condenados a 12 años de prisión por el homicidio del joven periodista. El derecho de admisión por dos años había sido aplicado en abril de 2017, por lo que el área del Ministerio de Seguridad dispuso volver a sancionar a los tres barras de La Guardia Imperial, que permanecen en libertad pese a la condena. La condena impuesta por el Tribunal Oral en lo Criminal número 23 de la Ciudad de Buenos Aires fue la razón esgrimida por el Gobierno para justificar la ampliación de la sanción

En ese sentido, el Poder Ejecutivo recordó que el asesinato de Pacheco "se produjo en instalaciones perteneciente al Racing Club de Avellaneda, con la asistencia de conspicuos integrantes de grupos radicalizados que suelen frecuentar los estadios". "Por ello, este episodio adquiere una particular trascendencia en orden a la misiones y objetivos a cargo de la Dirección a mi cargo, como es la prevención y seguridad en lo relacionado a la práctica y asistencia del fútbol", añadió el texto oficial. Pacheco, responsable del portal "Racing o Nada" y conductor de un programa radial, fue hallado muerto el 24 de enero de 2013 en la pileta de la sede de Racing en el barrio porteño de Villa del Parque, donde había compartido un asado con otras personas, entre ellos los tres barras de La Guardia Imperial. Durante la investigación judicial, la autopsia reveló que el periodista había sido asesinado por unos 50 golpes y luego arrojado a la pileta: "No se trató de un accidente, como desde un inicio se pretendió hacer creer, sino de una tremenda golpiza", marcaron los jueces María Cecilia Maiza, Carlos Rengel Mirat y Luis María Rizzi en los fundamentos de la condena, que aún no se ha efectivizado. En junio pasado, el Área de Asistencia ante la Cámara Nacional de Casación en lo Criminal y Correccional había solicitado que se confirmara la condena contra Domínguez Butler, Rodríguez y Rulet, así como también que se modificara el delito para definir al hecho como un homicidio agravado por alevosía. PT/OM (Noticias Argentinas)