zona

Hoy la Iglesia católica celebra el día de santa María Goretti, virgen y mártir

Por Agencia Noticias Argentina

06-07-2019 02:45

La Iglesia católica celebra hoy el día de santa María Goretti, virgen y mártir que falleció a los 12 años en defensa de su castidad como consecuencia de las heridas que le produjo un joven que intentó violarla cuando estaba sola en su casa, cercana a la localidad de Nettuno, en el Lacio, de Italia. María nació el 16 de octubre de 1890 en Corinaldo, en la actual Italia y murió el 6 de julio de 1902 en el mismo lugar, luego de perdonar a su atacante quien se convirtió a la fe católica en la cárcel

Hija de Luigi Goretti y Assunta Carlini, tercera de siete hijos de una familia pobre de bienes terrenales, pero rica en fe y virtudes, cultivadas por medio de la oración en común, rosario todos los días y los domingos Misa y sagrada Comunión

Al día siguiente de su nacimiento fue bautizada y consagrada a la Virgen, a los seis años recibió el sacramento de la Confirmación. La comunión constante acrecentó en ella el amor por la pureza y la anima a tomar la resolución de conservar esa angélica virtud a toda costa, resaltó la agencia AciPrensa

Al entrar al servicio del conde Mazzoleni, Luigi Goretti, quien murió de Paludismo se había asociado con Giovanni Serenelli y su hijo Alessandro

Alessandro comenzó a hacerle proposiciones deshonestas a María quien le pedía a su madre Assunta que no la dejara sola en la casa por temor de lo que finalmente ocurrió: el ataque. El 5 de julio, al no conseguir que María se sometiera, Alessandro la amordazó y le dio 14 puñaladas hasta dejarla inconciente, pero cuando llegó su madre la adolescentes le dijo "es Alessandro, que quería hacerme daño". En el hospital María no se lamentó y no dejaba de rezar y de ofrecer sus sufrimientos a la santísima Virgen, Madre de los Dolores

El sacerdote también estaba a su lado, asistiéndola paternalmente y en el momento de darle la Sagrada Comunión, le preguntó: "María, ¿perdonas de todo corazón a tu asesino?" Ella le respondió: "Sí, lo perdono por el amor de Jesús, y quiero que él también venga conmigo al paraíso. Quiero que esté a mi lado... Que Dios lo perdone, porque yo ya lo he perdonado" y murió el 6 de julio de 1902, a la hora en que expiró Jesucristo, a las tres de la tarde. Alessandro recibió en la cárcel a un obispo refunfuñando, pero ante el recuerdo de María, de su heroico perdón, de la bondad y de la misericordia infinitas de Dios, se deja alcanzar por la gracia de la conversión y posteriormente será testigo en la causa de beatificación de su víctima

MAF/AMR (Noticias Argentinas)