zona

Hoteleros apoyan plan de recuperación del turismo pero reclaman una ley de emergencia

Por Agencia Télam

17-07-2020 06:45

La Asociación de Hoteles de Turismo AHT manifestó hoy su conformidad con las recientes incorporaciones al proyecto oficial de ley para la recuperación del turismo, en tanto la Federación Empresaria Hotelero Gastronómica (Fehgra) dijo que comparte artículos de esa iniciativa, pero la considera insuficiente y reclama una ley de emergencia para el sector.

La AHT expresó en un comunicado su apoyo a los agregados al proyecto de ley de un Plan de Auxilio, Capacitación, Infraestructura y Promoción del Turismo Nacional, del Ministerio de Turismo y Deportes, como la duración de las propuestas por un año, el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) y la política de incentivos para el consumo, entre otros,

"Celebramos que la duración de la ley propuesta sea de un año. En dicho proyecto, las medidas que se incorporarían, como el ATP, la política de incentivos para el consumo y la política de reprogramaciones entre otras, brindan el sustento para que el sector turístico pueda afrontar la crisis hoy y empezar a pensar el día después", señala el texto.

La AHT también destacó que "el hecho de incluir a todos los prestadores turísticos es fundamental para que alcance al conjunto de actores de la industria", ya que así se garantiza el empleo, se contribuye a la generación de divisas "que se alcanza a través de la prestación de servicios a residentes en el exterior, que realizan los hoteles más importantes del país".

En relación a los paliativos impositivos y fiscales, como la posibilidad de utilizar el saldo de IVA como libre disponibilidad, entre otros, "aportarían un respiro para el sector privado que le permitirá obtener un recupero de flujos de caja indispensable", añade.

"Creemos que el ambicioso y audaz plan de incentivo al consumo con el 50% de subsidio para los compradores será clave para el proceso de reactivación", sostiene la AHT, que advierte que "las proyecciones para este año son de 20% de ocupación y se prevé una recuperación a niveles de pre pandemia recién para el año 2022".

Por ellos, sigue, "también valoramos el trabajo realizado con el Ministerio de Trabajo para lograr que la vigencia de las licencias por el Art.223 bis se extiendan sobre la duración de esta emergencia turística".

El presidente de la AHT, Roberto Amengual, sostuvo que “las incorporaciones al proyecto original están acorde a los puntos consensuados con la Cámara Argentina de Turismo" y añadió que "se perdieron 76.000 puestos de trabajo y más de 4.000 empresas turísticas", para agregar que "con estos ejes, el sector privado tiene un marco de previsibilidad para poder sobrellevar la desesperante crisis y esperar la etapa de recupero”.

Por otro lado, la Fehgra, que representa a sus 57 filiales en todo el país, reclamó en otro comunicado que "el Poder Legislativo dé urgente sanción a la Ley de Emergencia Nacional, y reitera que para hacer frente a esta crisis dicha ley debe necesariamente incluir la asistencia del Estado en el pago de salarios sin distinción de cantidad de empleados".

Esta medida, sostiene, debe extenderse "hasta tanto se retome la actividad normal y habitual", y debe incluir "la eliminación de todas las contribuciones patronales por el mismo período; la reducción de las tarifas de los servicios públicos y el diferimiento de sus vencimientos".

La entidad hotelero gastronómica también pide "créditos a tasa cero y flexibles para capital de trabajo; moratoria que incluya el pago de todas las deudas generadas hasta el momento de la reapertura y suspensión de las ejecuciones fiscales; exenciones impositivas; reducción del IVA en los servicios prestados por el sector".

La Fehgra asegura que "comparte la necesidad de planificar medidas para la futura reactivación del sector, y considera que instrumentos como la preventa turística y el apoyo en la capacitación de los empleados contemplados en algún proyecto de ley son excelentes herramientas para encarar la recuperación de la actividad, que es un motor para la economía del país".

No obstante, sostiene que "no resuelven los problemas actuales de la hotelería y la gastronomía argentina", y añade por último que "los establecimientos de nuestro sector tienen importantes estructuras y son el sustento de 650.000 trabajadores y sus familias". (Télam)