zona

Garavano y Santilli firman convenio de cooperación de Registro de Datos Genéticos por Delitos Contra la Integridad Sexual

Por Agencia Noticias Argentina

04-07-2019 07:30

El ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, y el vicejefe de Gobierno porteño a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad, Diego Santilli, firmaron hoy un convenio de cooperación, con el fin de establecer acciones coordinadas para identificar a las personas cuyo perfil genético deba incorporarse al Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados a Delitos Contra la Integridad Sexual (RNDG). El Registro, que funciona en el ámbito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, recepciona y entrecruza los perfiles de ADN de los agresores sexuales con condena firme y colabora con el Poder Judicial para esclarecer este tipo de delitos y así dar respuesta a las víctimas y sus familiares. En ese marco, el Ministerio de Justicia y Seguridad porteño comunicará de forma inmediata al Registro los casos en los que el Sistema de Reconocimiento Facial de Prófugos identifique a personas condenadas por delitos contra la integridad sexual en situación de rebeldía ante la Justicia

Las mismas serán puestas a disposición de los respectivos juzgados, previa consulta y anuencia del magistrado interviniente. "Quiero agradecerle a las Madres del Dolor, de víctimas, que nos están acompañando hoy. Es muy importante para nosotros escuchar, estar, acompañar, comprender, entender, y a partir de eso mejorar y corregir, es lo que tenemos que hacer, es nuestra responsabilidad. Gracias por estar", señaló Santilli. Asimismo, destacó que con Garavano han firmado una serie de convenios que permiten el trabajo del sistema de reconocimiento facial, que en 60 días ha identificado a 1.043 prófugos que ya están a disposición de la Justicia

"Hoy damos un paso más, apenas se detecte un condenado por delito sexual se lo incorporará al Registro de Datos Genéticos y de esta forma la Justicia puede condenar más rápido, explicó el funcionario porteño

Además, agregó: "No nos quedamos ahí, y hoy junto a todas las organizaciones de víctimas, avanzamos en un convenio más, que tiene que ver con que todo aquel que vayamos poniendo a disposición de la Justicia por delitos sexuales, van a entrar en un banco genético para que los tengamos bien registrados, y podamos determinar y seguir cada una de estas situaciones". Se tomarán en cuenta los requerimientos del Ministerio Público Fiscal, el Poder Judicial de la Nación, Provincial y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, registrados en la Base de Datos de Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas (CARC)

"El desafío del Estado es tratar de combatir la impunidad dando elementos a la Justicia para que los delitos que se cometieron puedan ser sancionados y para poder prevenir, porque la impunidad genera un círculo vicioso, la persona cada vez comete más delitos al quedar impune. Cada hecho que se deja de cometer es una víctima menos", precisó Garavano. El acto fue llevado a cabo en la sede del Centro de Monitoreo Urbano del barrio porteño de Chacarita, ubicado en Jorge Newbery y Guzmán. Allí estuvieron el subsecretario de Asuntos Registrales, Martín Borrelli; el director del RNDG Jorge Dotto; e integrantes de la Asociación Civil Madres del Dolor como Isabel Yaconis, mamá de Lucila; Silvia Irigaray, madre de Maximiliano Tasca; Viviam Perrone, madre de Kevin Sedano; Jimena Aduriz, mamá de Ángeles Rawson; Guillermo y Victoria Bargna, padres de Soledad Bargna; y Gustavo Melmann, papá de Natalia. Asimismo, fue presentado el software de Búsqueda Forense, enmarcado en el Sistema Integral de Video Vigilancia de la Ciudad, el cual está destinado a colaborar con las investigaciones judiciales o policiales que requieran un análisis de imágenes registradas por las 7.329 cámaras instaladas en todo el distrito. Durante 2018, el Centro de Monitoreo Urbano recibió 39.757 requerimientos de la Justicia tanto Federal, como Nacional, provinciales o de la Ciudad, para que se aporten registros fílmicos a las investigaciones que realizan

Hasta el 25 de junio de este año, esos requerimientos llegaron a 21.576. El beneficio de este programa consiste en reducir las horas que el personal que opera el área de Requerimientos Judiciales y de Registro de Imágenes del Centro de Monitoreo Urbano (CMU) dedica a las investigaciones y agilizar la resolución de los pedidos. "Ya tenemos el reconocimiento facial, las cámaras, y otro de los sistemas que vamos a poner es este. Puede rastrear en línea de tiempo sobre las imágenes de las cámaras que tiene la ciudad y ese es el objetivo, que ante el pedido del juez, la respuesta sea lo más rápida posible para hacer que la justicia llegue en tiempo y forma", remarcó Santilli. GAM/OM (Noticias Argentinas)