zona

Esquel potenció los atractivos de la laguna La Zeta para atraer al turismo local tras la pandemia

Por Agencia Télam

08-09-2020 01:30

Esquel potenció los atractivos de la laguna La Zeta con la creación de servicios como excursiones en kayak, en bicicleta, a caballo o a pie para atraer al turismo local cuando vuelva la actividad tras la pandemia de coronavirus, informó hoy la Secretaría de Turismo de esa localidad chubutense.

Las visitas a este espejo de agua ubicado al pie de la cordillera de los Andes, en la Comarca Andina chubutense, son gratuitas, como así también los recorridos guiados a pie y en bicicleta.

La laguna La Zeta, ubicada a cuatro kilómetros del casco urbano y que ocupa unas 60 hectáreas de las 700 que conforman la Reserva Natural Urbana, está enmarcada por un paisaje de bosques y cerros, entre el centro de esquí La Hoya al norte, el cerro La Torta y el cordón montañoso donde se encuentra el Cerro 21.

Este espacio natural permite apreciar la convivencia de la flora y la fauna de ecotono, el bosque andino y la estepa patagónica y también hacer trekking por senderos temáticos y con guías, practicar deportes náuticos y al aire libre y avistar más de 110 especies de aves.

Además, alberga a 36 especies de mamíferos, reptiles, anfibios y peces y por desarrollarse en un ecotono, su vegetación alterna tipos propios del bosque y la estepa, lo que crea una biodiversidad que colabora con el mantenimiento del aire limpio, la depuración del agua, la prevención de inundaciones y otros fenómenos de impacto negativo en el ambiente.

La vegetación característica de la laguna es arbustiva, con presencia de maitenes, lauras, ñires, chacay, mamuel choiques y neneos y se destaca por un sector conocido como El Cipresal, que en rigor es una mancha de cipreces de la cordillera que se conserva en ese lugar.

La fauna, a pesar de que la laguna está cerca del centro de la ciudad, cuenta con ejemplares de zorros, zorrinos, piches o quirquinchos, liebres europeas de una especie exótica introducida, y diversidad de cuises y tuco tucos.

La laguna La Zeta permite que los turistas que la visitan también puedan acampar y pasar el día en sus amplios fogones donde además hay servicios sanitarios, de gastronomía y de entretenimientos.

Las visitas a este espejo de agua son gratuitas, como así también los recorridos guiados a pie y en bicicleta.

(Télam)