zona

Desarticularon banda de falsos policías federales que simulaban allanamientos para robar en casas: cinco detenidos

Por Agencia Noticias Argentina

04-07-2019 05:00

Una banda integrada por al menos cinco delincuentes que se hacían pasar por efectivos de la Policía Federal para robar viviendas con la excusa de supuestos allanamientos fue desarticulada en las últimas horas en el partido bonaerense de Avellaneda

Según informaron fuentes policiales, los cinco detenidos fueron atrapados in fraganti en un operativo realizado por efectivos de la Policía provincial, en un domicilio ubicado en José Ingenieros al 530 de la mencionada localidad del sur del Conurbano, donde los maleantes se encontraban en pleno robo. Según se supo, oficiales del Comando de Patrullas de Avellaneda recibieron un alerta del 911 sobre un posible delito en curso y al llegar a la vivienda en cuestión observaron que en la puerta estaba estacionado y en marcha un vehículo Volksgawen Vento con una persona dentro. Al dar la voz de alto, el sospechoso salió del vehículo con un chaleco colocado con la inscripción "Policía", y manifestó ser un oficial de Quilmes, no obstante eso, los efectivos de la fuerza provincial lo aprehendieron. A los pocos minutos, salió del domicilio otra persona que vestía una campera con las iniciales de la Policía Federal Argentina (PFA) y que también alegó ser parte de esa fuerza, a quien se lo redujo y arrestó. Finalmente, y con apoyo de otros patrulleros que arribaron al lugar, los efectivos que realizaban el operativo arrestaron a otros tres delincuentes que salieron de la vivienda, todos con vestimenta de la PFA. Seguidamente, salió del domicilio el dueño de la casa, quien comentó que los detenidos habían irrumpido en el domicilio con la utilización de una brecha y con la excusa de un allanamiento, comenzaron a revolverle todos los ambientes de la casa. Concluida las detenciones, las autoridades constataron que ninguno de los detenidos era policía y que el vehículo tenía unapatente apócrifa. Tras el operativo, los oficiales secuestraron cinco armas de fuego (una pistola calibre 9 mm, otra calibre 11,25, otra 380 y dos revólveres calibres 32 y 38), dos gorras color azul similares a las de la policía, un porta credencial con inscripciones de la PFA, cinco precintos, cinco celulares, una barreta y una brecha de hierro. Interviene en la causa que fue caratulada "robo calificado por el uso de arma de fuego y en poblado y en banda – portación ilegal de arma de guerra y portación ilegal de arma de uso civil", la Unidad Funcional de Instrucción Nº 3 del polo judicial de Avellaneda, Departamento Judicial de Lomas de Zamora. GO/OM (Noticias Argentinas)