zona

Crecen un 90% las consultas para pasar el verano en el Delta del Tigre

Por Agencia Télam

09-10-2020 03:45

Las 5.000 plazas del Delta del Tigre cuentan con protocolos aprobados para recibir visitantes cuando se autorice la reapertura de la actividad turística en esa zona náutica, donde las consultas para pasar el verano en cabañas, barrios cerrados y quintas crecieron un 90% en relación al año pasado, informó hoy la Secretaría de Turismo local.

El explosivo crecimiento de la demanda de alojamientos para pasar el verano en el Delta reconoce dos motivos fundamentales, que son la cercanía con la ciudad de Buenos Aires y los otros partidos del conurbano, el principal centro de emisión de turistas a todo el país, y los amplios espacios naturales rodeados de agua y verde que caracterizan a esa zona del cruce de los ríos Paraná y De la Plata.

El crecimiento de las consultas motivó que los prestadores adecuaran rápidamente sus alojamientos para cumplir con los protocolos exigidos por el Ministerio de Turismo y Deportes (Minturdep) para poder recibir visitantes.

La secretaria de Turismo de Tigre, Florencia Mosqueda, señaló a Télam que "los alojamientos cuentan con los protocolos diseñados por el Minturdep y además contarán con un sello de calidad otorgado por el municipio que refuerzan esas medidas y aseguran por completo la prevención de contagios de coronavirus".

Los principales cambios en la prestación de servicios de alojamiento tras la pandemia marcan que los turistas deberán llevar sus propias sábanas y toallas, que las cabañas serán desinfectadas ante la llegada de los visitante y que los complejos deberán contar con dos muelles para evitar aglomeraciones en los arribos.

También se multiplicaron los sitios para la higiene de manos con alcohol en gel o agua y jabón, se eliminaron los espacios comunes y en la mayoría de los sitios se exigirá el uso del tapaboca en las inmediaciones de los lugares cercanos a las edificaciones.

Además, en muchos casos se construyeron quinchos individuales para cada cabaña y en casi todos los complejos las piletas y spa permanecerán cerrados.

Mosqueda aseguró que "las medidas son efectivas" y dijo que "ahora trabajamos para poder flexibilizarlas en el rubro cabañas, donde queremos que las habilitaciones sean para complejos de una sola unidad y no solo para aquellos con un mínimo de tres locaciones".

"Así lograríamos tener un mayor número de plazas para dar respuestas al inesperado crecimiento de la demanda de alquileres para el verano", agregó.

La secretaria de Turismo de Tigre indicó que "hay que tener en cuenta que las condiciones de distanciamiento reducen la cantidad de plazas y también que el lanzamiento del programa del Gobierno PreViaje 2021 puede multiplicar aún más la demanda".

Por su parte, Esteban Alduvino, responsable del complejo de cabañas Burdeos, manifestó que "las modificaciones básicamente tienen que ver con respetar el distanciamiento y la higiene, dos factores que en este tipo de alojamientos están garantizadas, porque es lo que buscan los turistas que eligen este destino".

"Al contar con protocolos no solo para los alojamientos sino también para el resto de las actividades, y gracias a las exigencias municipales para las habilitaciones, que refuerzan esas medidas, la prestación de servicios es más fácil y segura", destacó.

Alguno propietarios de cabañas esperan tener más certezas sobre cómo se desarrollará la temporada de verano para adaptar sus estructuras a los protocolos, aunque la mayoría está dispuesto a realizar las modificaciones necesarias cuando haya más definiciones.

"Mientras esperamos más definiciones también avanzamos con los prestadores de servicios para ofrecer paquetes con todos los atractivos que tiene el Delta a precios accesibles", remarcó por último Mosqueda.

Tigre, que recibe más de 5,6 millones de turistas en todo el año y unas 100 mil visitas durante los fines de semana, cuenta con nuevos paseos náuticos que permiten conocer los tesoros históricos y paisajísticos del Delta en los ríos Tigre, Luján, Capitán Sarmiento y San Antonio.

También permite disfrutar de distintas vistas de este sistema natural de 200 kilómetros cuadrados compuesto por ríos, arroyos e islas que albergan una biodiversidad única.

Los paseos náuticos se suman a otras actividades propuestas por la Secretaría de Turismo de Tigre para satisfacer la demanda de turistas locales e internacionales, como trekking, senderismo, paseos en bicicleta, tours fotográficos, avistamiento de aves y excursiones por las islas.

Los paseos descubren el Museo de Arte del Tigre, un edificio reciclado de lo que en 1912 era la sede del Club Social Tigre; los museos Domingo Faustino Sarmiento, Haroldo Conti, y Naval de la Nación; el Casa Xul-Solar y el de la Prefectura; y la Bahía Grande Nordelta, entre otros edificios característicos.

(Télam)