zona

Asesinaron a un joven de 27 años cuando se resistió al robo de su auto

Por Agencia Noticias Argentina

02-01-2019 04:00

Un joven de 27 años fue asesinado a balazos por delincuentes a los que enfrentó con un arma de fuego en el momento en el que intentaron asaltarlo, en la localidad bonaerense de González Catán. Al parecer, los delincuentes, que eran cuatro en total, intentaban robarle el auto a la víctima, que estaba acompañado de dos jóvenes hermanas. El incidente se produjo ayer, en hora de la madrugada, en la intersección de las calles Derqui y Las Flores, de esa localidad del partido de La Matanza, y la víctima fue identificada como Matías Villavicencio. El joven, que trabajaba como empleado en una estación de servicios, había salido de un boliche de la vecina localidad de Gregorio de Laferrere a bordo de su Volkswagen Vento con las dos hermanas, a las que llevó a su casa, de González Catán

Maira, una de las chicas que acompañaban a Villavicencio, contó en declaraciones al canal TN que todo ocurrió alrededor de las 645

La joven, que viajaba en el asiento de atrás del auto, mientras su hermana terminaba de despedirse de Matías

"Venían cuatro chicos a pie. Nos miraban a nosotros y nos miraban el auto. Matías y mi hermana se dieron cuenta que nos iban a robar, por eso me pidieron que vuelva a subir al auto", relató. Posteriormente, "uno de ellos le pidió a Matías el auto, él intentó sacar el arma, pero le dispararon primero"

Villavicencio murió en el acto, mientras que Maira salió corriendo del lugar a los gritos y su hermano salió del coche a pedirle a los delincuentes que no le hagan nada. Los delincuentes escaparon del lugar y eran intensamente buscados por la Policía

Maira desmintió las versiones que indicaban que el joven asesinado conocía a sus victimarios "Él no era de este barrio y no vinieron siguiéndolo. Estaban caminando", advirtió la chica, al tiempo que dijo creer que los cuatro asaltantes estaban armados. El joven asesinado tenía un hijo de cuatro años y había empezado a utilizar armas de fuego por temor a la inseguridad, según sus familiares. "Yo le decía es más peligroso para vos que para las otras personas", expresó Cristian, hermano de Matías, quien no cree que el crimen se haya cometido por cuestiones previas, porque advirtió que "no tenía problemas con nadie". Mabel, la madre de ambos, también se oponía a que lleve armas, pero se lamentó porque "no se podía hacer nada, ya que tenía 27 años y era grande". La mujer manifestó su deseo de que se aplique la pena de muerte en el país. "A la gente buena, ellos -en alusión a los delincuentes- ya nos sentencian a pena de muerte", dijo la mujer, que enviudó hace dos años y cabana de perder a uno de sus dos hijos. "Brindé con él en el fin de año y me dio un beso, nunca pensé que llegara a ser el último", añadió en declaraciones al canal Crónica. AMR/LDC (Noticias Argentinas)