sociedad

Yo no quería que fuera a esa fiesta, aseguró la melliza de la marplatense muerta en España

Por Agencia Télam

24-07-2019 02:30

Lourdes Moyano, hermana de la chica marplatense de 19 años que murió en Palma de Mallorca luego de consumir éxtasis, le dijo a Télam que "no quería que fuera a esa fiesta" y contó que no llegó a verla antes de que falleciera en un hospital de Barcelona.

"No quería que fuera a esa fiesta, pero ella quería divertirse, y por una boludez le tocó morir de la peor formar", aseguró la joven marplantense, con la voz entrecortada, al explicar las circunstancias que acabaron con la vida de su hermana, con la que vivía en España.

"No sé si se podía haber evitado su muerte, pero es importante que se investigue quién le dio la droga y si estaba adulterada. Le tocó a ella, pero le pudo haber pasado a cualquiera", añadió Lourdes.

Tres meses atrás, Lourdes y Milagros se mudaron de Mar del Plata a la isla de Mallorca, donde vivían unos familiares, entre ellos su hermano Lautaro, con la intención de trabajar ambas como guardavidas y viajar por Europa.

"Llegamos y nos metimos en un gimnasio, también nos dijeron que había un club de hockey y nos anotamos para jugar. Hacíamos natación y trabajábamos en la playa. Teníamos un plan juntas, que era viajar", explicó Lourdes rememorando un sueño truncado por la tragedia.

A Milagros le gustaban más las fiestas que a Lourdes, pero ella nunca se imaginó que su hermana podría perder la vida de una forma tan horrible, tras agonizar durante tres días luego de consumir presuntamente media pastilla de éxtasis adulterada con "veneno de ratas".

"En Mar del Plata se sabe que en esas fiestas electrónicas hay mucha gente drogada, y acá se suponía que iba a ser lo mismo, no cambia mucho. A mí no me gusta, y no quería que Milagros fuera, pero ella quería ir", dijo Lourdes, quien aquel día recibió un llamado telefónico de una chica que estaba con su hermana y que le informó que Milagros había sido internada de urgencia muy grave tras sufrir un colapso.

Lourdes cuenta que tras llegar al hospital en Palma, "en uno de los partes médicos me dijeron que parecía que la droga estaba adulterada y hablaron de la posibilidad de un raticida".

"Los médicos dijeron que además de los síntomas de éxtasis, tenía muchos químicos en el cuerpo, y el hígado reventado", explicó Lourdes.

"Ella estaba inconsciente, conectada a máquinas, entubada, no podía hacer nada por sí sola", cuenta la joven, que asegura que "no se perdió ninguna de las visitas" permitidas por los médicos.

Después Milagros fue trasladada a Barcelona "y cuando viajé ya no llegué a verla con vida". Sus padres llegaron a España también después del fallecimiento.

La melliza aseguró que a pesar del golpe que supone la pérdida de su hermana melliza no tiene planes de regresar al país. "En nuestros planes jamás estaba regresar, y aquí me quedaré", aseguró Lourdes. (Télam)