sociedad

Vuelve la actividad industrial a la ciudad fueguina de Río Grande tras un rebrote de casos

Por Agencia Télam

24-08-2020 12:45

El gobierno de Tierra del Fuego autorizó a partir de hoy el retorno de la actividad industrial en la ciudad de Río Grande, luego del rebrote de casos de coronavirus producido en ese distrito a partir de mediados de julio.

La medida, acordada con el Ministerio de Salud, fue implementada después de 23 días consecutivos de aislamiento social, preventivo y obligatorio impuestos por el gobernador Gustavo Melella para intentar disminuir la tasa de contagios.

Un achatamiento en la curva de casos y la extensión del período de duplicación de la enfermedad llevó a los funcionarios provinciales a flexibilizar también otras actividades conexas.

"Cuando iniciamos la cuarentena restrictiva en Río Grande, el tiempo de duplicación de casos era de 4 días. Con los datos de ayer, ese período es ahora de 21 días", afirmó la ministra de Salud de la provincia, Judit Di Gilgio, que también contrajo coronavirus aunque ya fue dada de alta.

El regreso de la actividad fabril a Río Grande implicará una movilización de unas 5 mil personas, incluyendo el rubro electrónico y textil, precisaron los voceros del gobierno provincial.

Las empresas electrónicas solo podrán funcionar al 50% de su capacidad instalada, en tanto que las textiles podrán hacerlo al 80%.

"La cantidad de trabajadores que concentra una textil es mucho menor a la de una electrónica y los espacios de trabajo son distintos, lo que permite la posibilidad de incorporar más personal por turno", explicó a la prensa la ministra de Producción fueguina, Sonia Castiglione.

Además, la actividad tendrá otras restricciones: el transporte de personal se realizará en micros ocupados, como máximo, en un 50%, y aunque habrá turno de trabajo de hasta 8 horas, habrá períodos de 15 minutos entre uno y otro para desinfectar las instalaciones, y no funcionarán los comedores fabriles.

Por otro lado, cada empresa "está obligada" a informar al Ministerio de Producción la "cantidad de personal afectado por planta, espacio productivo y turno. Lo mismo deberá hacer respecto a la cantidad de líneas de producción ocupadas y desocupadas en cada turno", detalló Castiglione.

Las líneas de producción deberán mantener barreras físicas, para evitar todo contacto entre persona y persona, y se entregarán elementos sanitizantes en cada sector de trabajo, agregó.

El Comité Operativo de Emergencia (COE) no hizo lugar a un pedido de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) para que las empresas fueran obligadas a realizar hisopados a los trabajadores.

El sector industrial fueguino paralizó sus actividades con la cuarentena obligatoria implementada en la provincia el 16 de marzo, y las retomó en mayo junto con la flexibilización de las restricciones.

Sin embargo, en Río Grande, el rebrote de casos ocurrido desde el 16 de julio volvió a interrumpir las tareas hasta hoy.

Solo las empresas autopartistas y las fabricantes de material plástico estaban autorizadas a funcionar en la ciudad, hasta la habilitación que rige desde esta jornada y que también permite volver a trabajar a kinesiólogos, contadores, abogados, talleres mecánicos, gomerías, inmobiliarias y agencias de autos, entre otros rubros. (Télam)