sociedad

Vecinos realizaron un abrazo al Centro de Salud Cesac 41 que cerró por falta de seguridad

Por Agencia Télam

31-08-2020 05:15

Vecinos del barrio porteño de La Boca realizaron hoy un abrazo simbólico al Centro de Salud (Cesac 41) para defender ese espacio que cerró el jueves pasado en plena pandemia hasta que el Gobierno de la Ciudad garantice las condiciones de seguridad para los trabajadores y trabajadoras que recibieron amenazas por personas que controlan el predio lindero a esa salita.

“Se realizó un abrazo para mostrar que la comunidad está apoyando” a los trabajadores y trabajadoras de la salud, explicó en diálogo con Télam Natalia Quinto de la multisectorial La Boca Resiste y Propone.

Sostuvo que “en este momento la mitad de los trabajadores está abocado al plan Detectar y la otra a la atención primaria de los vecinos” por lo que “es necesario que el Gobierno porteño” garantice la apertura y resuelva “la cuestión lindera del predio” que era “un polideportivo que se lo apropió gente del barrio” y que funciona como un “refugio para perros”.

Los trabajadores y trabajadoras del Cesac 41, ubicado en la calle Ministro Brin 843, reciben amenazas “de manera sistemática” desde hace años por quienes se apropiaron el predio que pertenece a la Agencia de Bienes S.E. de la Ciudad de Buenos Aires.

La última amenaza fue cuando “la gente que ocupa" (el predio) amenazó “al personal de salud porque se cortó la energía eléctrica y no la pudieron restituir” porque no tenían acceso al tablero.

“Están enganchados de esa luz y la térmica está dentro del Cesac”, explicó Natalia, quien agregó que la mitad de la gente que no “tiene obra social se atiende” en la salita donde trabajan 40 médicos.

Señaló, además, que “el jefe comunal Ignacio Álvarez se comprometió a hablar con el área de seguridad, con el Ministerio de Salud” y con la Procuración General “que lleva adelante el juicio de desalojo”.

"El jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta no desconoce esta situación porque se hizo presente en tiempo de campaña y asumió un compromiso que hoy está incumplido", dijo.

Los trabajadores y trabajadoras expresaron que están "en medio de una situación de violencia que involucra el uso de las instalaciones del centro de salud, que se reitera y que no está a nuestro alcance poder resolver. No podemos trabajar en estas condiciones que exponen a la población que se atiende en el Cesac y a los trabajadores”.

“El Cesac permanecerá cerrado hasta que quienes tienen responsabilidad tomen medidas para resolver esta situación y garanticen condiciones de seguridad. Sabemos que es un momento especialmente difícil para tomar esta decisión, pero lo hacemos porque es una medida de cuidado para todos”, dijeron el viernes al comunicar el cierre temporal del lugar.

En tanto, los vecinos señalaron que “en plena pandemia la salita no puede estar cerrada, pero entendemos a las y los médicos. El Cesac es de todo el barrio, y por eso vamos a defenderlo. Además, queremos que de una vez por todas el poli se restituya a la comunidad. No puede ser que por unos pocos, se perjudique al barrio”, explicaron. (Télam)