sociedad

Varios municipios de Misiones se declararon en emergencia hídrica por la sequía

Por Agencia Télam

20-11-2020 05:45

Varios municipios de Misiones se declararon en Emergencia Hídrica debido a la falta de lluvias en la región y la consecuente sequía reinante en la provincia, mientras que otros se encuentran en alerta.

El presidente de la Federación Misionera de Cooperativas de Agua Potable (FEMICAP), Daniel Sena, señaló hoy que "la provincia está completamente en una emergencia hídrica debido a la escasez de agua".

"Hay localidades con una mejor capacidad de captación y otras que tienen más dificultades, pero el drama es que las napas se están agotando”, explicó.

La falta de lluvias afecta en especial a los reservorios, arroyos, diques y vertientes que sirven para que las cooperativas abastezcan de agua potable a la comunidad.

En las zonas rurales también se sufre la falta del agua y los productores señalaron que se ven impedidos de regar y dar de beber a sus animales.

Las comunas que se declararon en emergencia son Oberá, Montecarlo, Bernardo de Irigoyen, Pozo Azul y San Pedro.

En alerta están Cerro Azul, Puerto Libertad, Puerto Esperanza, Campo Ramón, Villa Bonita, Puerto Iguazú, San Antonio, San Javier, Loreto y Concepción de la Sierra.

Una de las localidades más afectadas es Bernardo de Irigoyen, donde hace poco más de un mes se declaró la emergencia hídrica porque el reservorio que utiliza la cooperativa local se encuentra prácticamente seco y afecta la provisión de agua a los domicilios particulares,

El intendente de esa localidad, Guillermo Fernández dijo que “hubo muchos días sin lluvia, lo que hizo que bajara demasiado el caudal de la represa y no estábamos dando abasto”.

Otra de las comunas afectadas es Cerro Azul, que se encuentra al borde del desabastecimiento porque el dique del cual se extrae agua para potabilizar está casi sin agua.

Por tal motivo, la cooperativa de agua potable local emitió un comunicado en el que solicita a sus socios y a toda la comunidad cuidar el uso del agua evitando el riego de plantas, llenado de piletas y lavado de autos. Pidió utilizar el agua potable para lo indispensable.

En Oberá, el Concejo Deliberante declaró la emergencia porque bajó considerablemente el caudal de los principales arroyos que abastecen la planta potabilizadora, el Ramón y el Bonito. (Télam)