sociedad

Unieron a nado 37 kilómetros del río Santa Cruz entre isla Pavón y el puerto de Punta Quilla

Por Agencia Télam

29-01-2019 03:15

Dos nadadores de Río Gallegos exploraron un nuevo circuito a incorporar a las travesías en espejos de agua que realizan con el grupo máster del club deportivo Hispano Americano, al unir a nado 37 kilómetros del río Santa Cruz desde isla Pavón frente a la ciudad santacruceña de Comandante Luis Piedra Buena, hasta el puerto de Punta Quilla en Puerto Santa Cruz.

“Lo que hicimos fue abrir un camino a algo nuevo para el grupo máster con el que habitualmente nadamos en espejos de agua, lagos, ríos o donde se pueda, en forma individual o colectiva”, dijo a Télam Alejandro Amuchástegui (53), entrenador del “celeste santacruceño” que hizo la travesía el sábado, con Julio Gaitán (46), de los máster que entrenan a diario.

Los nadadores reunieron “algo” de información sobre el régimen de esas aguas del río glaciario sobre el que están en construcción dos represas hidroeléctricas, para hacer con trajes de neopren, por una temperatura del agua que osciló los 11 a 14 grados, una travesía que duró 7 horas, desde las 13,30 que partió de la isla Pavón, "dos horas antes de la pleamar prevista en Punta Quilla".

“Cuando el río aún estaba subiendo nadamos alrededor de 6 kilómetros muy tranquilos hasta que la corriente nos empezó a llevar nuevamente hacia la ciudad y tuvimos que nadar unas dos horas y media muy pegados a la costa, casi entre los yuyos, hasta la bajamar que nos permitió seguir nadando con más soltura”, relató el entrenador.

Amuchástegui dijo que unos 2.000 metros del tramo final fueron “bastante complicados” y que “nos costó muchísimo por la corriente en contra”, para salir del río Santa Cruz y entrar en el estuario de Puerto Santa Cruz.

Y, contó que el ingreso al estuario fue sobre bancos de arena “con muy poca profundidad para no abrirnos hacia el canal y alejarnos, a una hora de la bajamar y casi sin ayuda de la corriente”.

“Por momentos costó mucho y con Julio nos alentamos mutuamente para continuar”, dijo.

Para el entrenador, “fue fundamental” la asistencia de César Semino, timonel del barco La Esperanza “sin cuyas indicaciones y conocimiento del río hubiera sido prácticamente imposible llegar".

También destacó el apoyo de la Municipalidad de Puerto Santa Cruz.

El cruce de la ría en el estuario del río Gallegos, la Laguna Azul de origen volcánico a unos 70 kilómetros al sur de Río Gallegos, Lago del Desierto a cerca de 40 km. de El Chaltén, son algunos de los espejos de agua en los que incursiona el grupo.

Amuchástegui, que desde 2010 cuando se estableció en Río Gallegos entrena con el ex nadador olímpico Andrés Bicocca a unos 90 máster y a un centenar de nadadores competitivos, también nadó en solitario los 13 a 15 kilómetros que unen la costa de esta capital con el puerto de Punta Loyola en el extremo continental. (Télam)