sociedad

Una multitud observó el eclipse en el aeródromo de Pergamino en medio de aplausos

Por Agencia Télam

02-07-2019 07:30

Una multitud que se instaló en el aeródromo de Pergamino observó esta tarde el eclipse solar donde el cielo se convirtió en una suerte de pantalla gigante que permitió apreciar las estrellas y el espectáculo natural cerró en medio de aplausos.

La superposición de la luna sobre el sol comenzó pasadas las 16.30 hasta que el reloj marcó las 17.43 y durante un minuto la tarde se volvió oscura, la temperatura descendió y el fenómeno astronómico finalmente se hizo realidad.

"Fue espectacular y hasta se vieron algunas estrellas", eran los comentarios repetidos, después de que la luna eclipsara al sol y un gran aplauso se despertara entre las cientos de personas que concurrieron a observar la actividad.

Allí el cielo pergaminense se convirtió en una pantalla gigante que capturó la atención en el aeródromo de la Ciudad, un campo despejado de construcciones y una extensión de alrededor de 30 hectáreas.

A las 16.35 la luna ya comenzó a cubrir un borde del sol y en ese momento los lentes especiales se convirtieron en los protagonistas de esta jornada, despertando un sinfín de expresiones cada vez que alguien se los ponía para mirar el cielo.

Pero además de estos lentes había gente que llevó máscaras de soldar para disfrutar del fenómeno, y que se la prestaban a aquellos que no tenían ningún artefacto de observación.

"Todavía tenemos tiempo, chicos, el eclipse recién está comenzando", anunció por micrófono Daniel Della Valle, uno de los organizadores de la jornada especial del eclipse que desarrolló el municipio a partir de las 14.30.

Allí se reunieron grupos de amigos, estudiantes, familias de la zona y áreas vecinas como San Nicolás o la Ciudad de Buenos Aires para participar de diferentes actividades culturales y charlas, esperando la observación del eclipse como broche de oro.

El lugar elegido para ver el eclipse fue en el aeródromo, que es un campo despejado de construcciones, contó a Télam Romina Viale, directora de Turismo de Pergamino.

La característica de ese espacio es que el horizonte se puede apreciar en todo su esplendor, por lo que la visión del eclipse tuvo un lugar privilegiado.

"Me acordé que tenía unos vidrios para soldar en casa y los traje para ver si podía sacar fotos con el celular, pero siempre con mucho cuidado porque estuve escuchando que si uno lo ve directo puede tener problemas en la vista", dijo a Télam Adalberto Lagonegro, uno de los vecinos del lugar que asistió a la actividad.

La atención que despertó este fenómeno en Pergamino no solo se caracterizó por su particularidad, la luna cubrió totalmente al sol, sino también porque la última vez que sucedió un fenómeno así en esa ciudad fue "en 1764", dijo Viale.

"En una caja de zapatos le cortamos dos cuadraditos al costado, uno para acercar la vista y en el otro pusimos un filtro especial", contó a Télam Priscila, de 13 años, una de las adolescentes que participó del taller que hubo en la jornada para ver el eclipse con seguridad.

La adolescente estaba de espaldas al sol junto a un grupo de amigos de su misma edad y lo que veían dentro de la caja de zapatos era la luz del astro

que se reflejaba en el filtro especial.

Así como Priscila había decenas de grupos de amigos, que con lonas en el piso o reposeras tomaban mate y esperaron el eclipse con mucha expectativa.

(Télam)