sociedad

Un sacerdote acusado de abuso sexual se abstuvo de declarar y le dictaron prisión preventiva

Por Agencia Télam

28-10-2020 03:45

Una jueza salteña le dictó la prisión preventiva a un sacerdote luego de negarse a declarar en la causa en la que está acusado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante y abuso sexual con acceso carnal agravado, informaron hoy fuentes judiciales.

El acusado es el sacerdote Horacio Chauque Perales, de 33 años, detenido e imputado por hechos de abuso sexual, a partir de la denuncia de dos personas vinculadas a su actividad pastoral.

La jueza interina de Garantías 5, María Edith Rodríguez, dictó hoy prisión preventiva de Chauque Perales, imputado en los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización y duración, agravado por ser ministro del culto católico en dos hechos, en perjuicio de un joven que concurría a una vicaría en Villa Los Sauces, de la capital salteña.

Además, fue acusado por abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización y duración, agravado por ser ministro del culto católico, y abuso sexual con acceso carnal continuado, agravado por ser ministro de culto católico, en perjuicio de otro joven que concurría a la parroquia del Tránsito, también de la capital salteña.

El fiscal penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Rodrigo González Miralpeix, imputó al religioso, que tiene abierto un proceso eclesiástico por estas denuncias.

Durante la audiencia de imputación, Chauque Perales estuvo acompañado de un defensor oficial y se abstuvo de declarar, y desde la Fiscalía se solicitó al Juzgado de Garantías 5 la prisión preventiva.

Para resolver, al jueza tomó en cuenta la gravedad de los hechos que se le imputan al sacerdote, la escala penal aplicable correspondiente al delito y la necesidad de evitar el contacto del acusado con las víctimas denunciantes.

Rodríguez, a pedido de la Fiscalía, ordenó -además- que se le practiquen al imputado las pericias psicológicas y psiquiátricas, mientras que durante esta jornada se concretó un allanamiento para obtener los teléfonos celulares del sacerdote.

La primera denuncia en contra de Chauque Perales fue realizada en setiembre de 2019, por un joven que relató que conoció al sacerdote cuando tenía 13 años, en la Vicaría Cristo Rey de Villa Los Sauces, y que tenía activa participación en las actividades pastorales.

El religioso se ganó su confianza y la de su familia, y en 2014 comenzó a someterlo a tocamientos inapropiados que se repitieron en el tiempo, hasta que fue destinado a otra parroquia desde donde intentó contactarlo telefónicamente y por redes sociales.

En noviembre de 2019, otro joven denunció haber conocido al religioso en 2016, cuando fue destinado a la parroquia Nuestra Señora del Tránsito y que, luego de entablar un vínculo de confianza con él, comenzó a someterlo a tocamientos y a un trato inadecuado.

Asimismo, denunció que, en 2017, luego de una conversación que se volvió incómoda por su contenido, Chauque Perales lo sometió sexualmente y, reveló que, en forma posterior, el acusado continuó tratando de mantener contacto.

Una vez iniciada la investigación y cumplidas las medidas solicitadas por González Miralpeix, se pidió la detención del sacerdote.

Chauque Perales se suma, así, a la lista de sacerdotes denunciados por el delito de abuso sexual en Salta, entre los que se encuentran José Carlos Aguilera, que perdió su estado clerical la semana pasada; Emilio Lamas y Agustín Rosas, con causas en la Justicia; además de Nicolás Parma, Néstor Aramayo, Abel Balbi, y el exobispo de Orán, Gustavo Zanchetta. (Télam)