sociedad

Un problema en la información del equipo de medición de vientos ocasionó las demoras en Aeroparque

Por Agencia Télam

21-01-2020 12:15

El desperfecto que provocó esta mañana el cierre temporario del aeroparque Jorge Newbery estuvo centralizado en un problema con la información que llega desde los anemómetros (medidores del viento) que están ubicados en la pista a la Torre de Control, informaron fuentes de la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA).

“La indicación de intensidad del viento que llega de los anemómetros a la Torre de Control del aeroparque Jorge Newbery se interrumpió debido a un problema técnico. Esto, sumada a las condiciones meteorológicas, produjo importantes modificaciones en las programaciones de vuelos”, indicaron las fuentes a Télam.

Además, aclararon que el sistema principal fue puesto nuevamente en servicio alrededor de las 9.30, ya que el sistema de backup que posee la Torre “no opera desde el 30 de noviembre de 2019”, a la vez que señalaron que están trabajando “fuertemente para agilizar las operaciones” y que lamentan “las demoras ocasionadas”.

Por su parte, fuentes vinculadas con los controladores aéreos manifestaron que “el problema fue que la Torre se quedó sin la pantalla que recibe la información de los anemómetros; no se rompieron los anemómetros, el tema fue la información que llega a la Torre porque la pantalla, por causas que no se determinaron, dejó de funcionar”.

“Esto pasa porque desde la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) no se realizaron en su momento los planes de contingencia que permiten a los controladores seguir operando cuando ocurre una situación de este tipo”, sostuvo la fuente a Télam.

Aeroparque cuenta con un solo medidor de la intensidad del viento en condiciones de operar, ubicado en la casilla de información meteorológica que se encuentra a la altura de la mitad de la pista, ya que el otro que funciona como backup dejó de operar porque no se hicieron las tareas de mantenimiento, hace ya un tiempo, explicaron.

Apuntaron que lo que ocurrió hoy es que, debido a problemas técnicos en el equipo, éste enviaba información intermitente a la pantalla de la Torre desde donde se comunica a los pilotos de los aviones las condiciones en pista para el aterrizaje.

Ante esta situación, los controladores decidieron que la información que recibían “no era confiable”, intentaron resetear varias veces el equipo para restablecer su funcionamiento normal, pero como esta mañana las condiciones meteorológicas eran adversas en cuanto al fuerte viento y lluvias, sin esa información era imposible operar con la seguridad adecuada, y se decidió cerrar la estación aérea hasta tanto se resolviese el problema.

Finalmente, alrededor de las 9.30 los intentos por volver a hacer funcionar normalmente el sistema dieron resultados y la situación comenzó a normalizarse, aunque para ese momento las consecuencias en los servicios es la cancelación de tres de vuelos y demoras de hasta tres horas en muchos de los mismos. (Télam)