sociedad

Un Premio para facilitar la comercialización de artesanías de las mujeres wichí

Por Agencia Télam

10-09-2020 08:00

Jimena Llorente ganó este año el Premio Fundación Avón por su proyecto "Refacción Taller de Mujeres", "cuyo objetivo es apoyar y fortalecer los procesos del pueblo wichí, contribuyendo desde el diálogo intercultural al mejoramiento de las condiciones de vida de la población", explicó a Télam.

El proyecto surge de la Fundación Niwok, una organización sin fines de lucro, y Llorente resaltó que este intercambio intercultural es fundamental, ya que "no es que vayamos a enseñarles cosas, sino que también nosotros aprendemos de ellos".

El trabajo se encara desde dos focos: "con el trabajo, facilitando la comercialización de las artesanías de las mujeres wichí a través de un showroom en Buenos Aires", dijo.

Las artesanas wichís revisan sus propias artesanías, que "hacen de las hojas de la planta chaguar las fibras que transforman en hilo para sus tejidos. Están agrupadas en la Asociación de Mujeres Wichí Siwan'i, que significa 'arañita que teje su tela en el chaguar'", relató Llorente y agregó que "se sostiene gracias a la venta de estas artesanías, siempre basándose en el comercio justo. Comenzaron siendo 20 mujeres y hoy son 450".

El otro eje del trabajo es "con las capacitaciones en origen a las mujeres sobre salud, educación, economía social y solidaria, derechos sexuales y reproductivos, mejoramiento de diseños artesanales", explicó.

Ella se acercó a la Fundación Niwok a través de su tía, Lola Llorente. "Crecí viendo su compromiso con todas estas mujeres y me inspiró a sumarme", contó.

"El Premio Fundación Avon es para ampliar el espacio físico donde se realizan las capacitaciones, que está muy deteriorado por el paso del tiempo y el clima hostil. No tiene ni agua potable, así que hay varias cuestiones que queremos hacer para mejorarlo", detalló.

Sobre el contexto de pandemia, cuenta que afectó mucho a la venta, porque "eran mayoristas y minoristas, que se acercaban al showroom y listo". Lo resolvieron por videollamadas al principio, pero muchos dejaron de comprar por el cierre de sus locales.

Llorente contó que "en septiembre comenzamos a buscar alternativas para las productoras cuyos productos dejaron de venderse durante la pandemia, como las carteras".

Sobre el proyecto en sí, relató que su objetivo es que "estas mujeres puedan ser reconocidas por esto que hacen".

Finalmente, resaltó que "lo que me fascina es cómo las mujeres wichís están asociadas a lo que la naturaleza les da. Hay una contemplación de la naturaleza que no tenemos ni un poco y que es muy necesaria". (Télam)