sociedad

Un hospital salteño incorporará la técnica de captura híbrida para detectar cáncer de cuello uterino

Por Agencia Télam

10-11-2020 05:45

El hospital San Bernardo, de la ciudad de Salta, será el primer establecimiento sanitario público de la provincia que incorporará la realización del test para detección del virus del papiloma humano (VPH) a través de captura híbrida, una técnica considerada de mayor precisión que la del Papanicolaou.

Fuentes gubernamentales informaron hoy que esta prueba detecta la presencia del virus del papiloma humano en la parte baja del útero, lo que puede indicar la presencia de la enfermedad o su futuro desarrollo.

El hospital San Bernardo será el primer establecimiento sanitario público de la provincia de Salta en incorporar a sus servicios la realización de este test de detección del VPH a través de captura híbrida.

Para ello, los profesionales del programa de Ginecología están recibiendo la capacitación pertinente para la toma de muestras, que brinda de manera virtual el Ministerio de Salud de la Nación, a través del Instituto Nacional del Cáncer.

Los voceros estimaron que el próximo mes se realizarán pruebas piloto en el hospital, donde está instalado el laboratorio de VPH, y en el centro de salud de Villa Primavera.

De esta manera, Salta incorporará la técnica de la captura híbrida para detectar el VPH, cuyas cepas oncogénicas producen cáncer de cuello uterino.

La técnica garantiza un mejor y más amplio acceso al diagnóstico, con lo que se evitan muertes por cáncer cervicouterino.

Desde 2019, el servicio de Citodiagnóstico del hospital San Bernardo centraliza la lectura de los exámenes de Papanicolaou de toda la provincia, a excepción de los que se realizan en el Hospital Público Materno Infantil.

De esta manera, el hospital se convertirá en el centro de referencia de captura híbrida para mujeres mayores de 30 años.

El objetivo es que en cinco años se logre cubrir con esta prueba el 80% de las mujeres de entre 30 y 64 años de edad con cobertura pública de salud.

La captura híbrida es una prueba de laboratorio que detecta con alta precisión la presencia o indica ausencia del VPH en las células de la parte baja del útero.

La detección del virus en estas células puede indicar la presencia de cáncer de cuello de útero o una propensión a desarrollarlo.

El examen lo realiza un ginecólogo, en forma simultánea con la práctica de rutina de Papanicolaou.

(Télam)