sociedad

Un hombre quedó detenido e imputado por abusar de la hija menor de su pareja en Salta

Por Agencia Télam

17-07-2019 04:30

Un hombre de 31 años fue detenido e imputado en Salta por abusar de la hija de su pareja, de 12 años, aprovechando que la madre se ausentaba por cuestiones laborales, informaron hoy fuentes judiciales.

La fiscal penal 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual de Salta, Verónica Simesen, imputó al hombre, de 31 años, por el delito de abuso sexual con acceso carnal continuado agravado por la guarda y la convivencia, en perjuicio de una menor de 12 años.

En la denuncia, radicada por la madre de la víctima al tomar conocimiento de la situación, la mujer relató que convivía con el acusado desde hace 7 años y que tienen una hija en común, de 5 años.

También reveló que detectó algunos cambios en la conducta de la víctima y, al indagar, supo que su pareja la sometía sexualmente cuando ella se ausentaba del domicilio por cuestiones laborales.

Asimismo, tomó conocimiento que su pareja cometía el abuso desde las vacaciones de verano, y que mantenía amenazada a la niña, para que no revelara lo que sucedía.

Una vez radicada la denuncia, desde la Fiscalía se dispusieron las medidas de rigor y se pudieron constatar lesiones físicas en la menor, que corroboran su relato.

Durante la audiencia de imputación, el acusado estuvo acompañado por un defensor oficial, y se abstuvo de declarar.

En tanto, Simesen dijo que ya solicitó al Juzgado de Garantías interviniente la prisión preventiva para el detenido.

En otro caso, la jueza Paola Marocco, de la Sala VII del Tribunal de Juicio de Salta, condenó a un hombre de 69 años a la pena de nueve años de prisión de ejecución efectiva, por resultar autor penal y materialmente responsable del delito de abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la convivencia, en dos hechos, en concurso real.

El imputado es tío político de las dos víctimas, que actualmente tienen 15 y 19 años, y los hechos fueron denunciados por la madre de las damnificadas, quien manifestó que sus hijas le contaron que cuando tenían cinco y nueve años y vivían en la casa de su abuela paterna, habían sido sometidas a tocamientos impúdicos por parte del hombre, y que les mostraba cartas con imágenes de personas desnudas.

El imputado -hermano de la abuela de las víctimas- las amenazaba para que no contaran lo sucedido diciéndoles que mataría a su mamá y que se quedarían en la calle. (Télam)