sociedad

Tenemos en claro el grado de responsabilidad de los imputados, aseguró el abogado querellante

Por Agencia Télam

29-07-2019 05:00

Diego Pirota, abogado de la familia de Débora Pérez Volpin, aseguró hoy al finalizar la sexta jornada del juicio que "tiene muy en claro el grado de responsabilidad" del endoscopista Diego Bialolenkier y la anestesista, Nélida Inés Puente, en la muerte de la legisladora.

"Tenemos totalmente en claro el grado de responsabilidad de los dos imputados. Los veo cada día más responsables", dijo Pirota al finalizar hoy la jornada del juicio que tuvo su punto más importante en la declaración de Bialolenkier.

El endoscopista, imputado por "homicidio culposo", junto a la anestesista, por la muerte de Pérez Volpin en 2018, aseguró que el endoscopio "funcionaba correctamente" y negó que le haya producido la lesión en el esófago que consta en la autopsia realizada por el Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema.

"La declaración (de Bialolenkier) fue desde un punto de vista técnico y tratando de explicar que la endoscopia no puede generar una lesión de esta naturaleza, pero no nos pudo dar ninguna respuesta a por qué pasó lo que pasó", aseguró Pirota sobre la ampliación que brindó hoy el endoscopista en la que habló más de dos horas, hizo una presentación de power point y aceptó preguntas de las partes.

"Si todo se hizo bien, ¿para qué se le hace firmar un consentimiento a la paciente de que existe la posibilidad de perforación y hemorragia?", cuestionó Pirota.

En su declaración, Bialolenkier lloró varias veces frente al juez Javier Anzoátegui, titular del Tribunal Oral y Correccional número 8, y aseguró que "le cambió la vida para siempre".

Desde la querella, reconocieron que "las cuestiones personales resultan razonables, nosotros no pensamos que estemos en presencia de un asesino a sangre fría, pero sí ante una persona que no quiso provocar la lesión pero que el resultado fue la muerte y es responsable", aseveró Pirota.

"No reconoció un error ni como hipótesis", agregó.

En tanto, con la declaración del endoscopista desde la familia de Pérez Volpin se volvió a insistir sobre un posible "encubrimiento" por parte de los directivos del sanatorio La Trinidad, donde la periodista murió el 6 de febrero del año pasado tras realizarse una videoendoscopia digestiva alta.

"Nosotros, en la clínica, vemos un rol de encubrimiento desde el principio, tenemos pruebas. Faltan las imágenes del quirófano y falta el video y las fotos de la endoscopía. Demasiadas irregularidades todas juntas", afirmó Pirota.

El juicio continuará el jueves 1 de agosto, desde las 12, con la declaración de una testigo presentada por la defensa del endoscopista, mientras que para el viernes, desde las 8.30, están previstos los alegatos y el veredicto. (Télam)