sociedad

Suspenden el Toreo de la Vincha en Casabindo y solo habrá misas virtuales en honor a la Virgen

Por Agencia Télam

05-08-2020 12:15

El tradicional "Toreo de la Vincha" que cada 15 de agosto se realiza en el pueblo jujeño de Casabindo en honor a la Virgen de la Asunción, fue suspendido este año debido a la situación epidemiológica y sanitaria que se atraviesa en la provincia por la pandemia de coronavirus.

De todos modos, las autoridades provinciales y municipales dijeron que se busca la manera de rendir honores a la Virgen en el marco de la celebración patronal a través de actividades que no impliquen la convocatoria de gente y con misas virtuales.

"Estamos viendo la posibilidad de hacer algo como un recorrido con la imagen de la Virgen en una camioneta para que los vecinos de Casabindo puedan saludarla desde sus casas", dijo hoy a Télam el intendente de la Municipalidad de Abra Pampa, Ariel Machaca, quien afirmó que la fiesta del Toreo de la Vincha no se realizará este año "por razones sanitarias".

"Esperamos a ver que se define a nivel Comité de Emergencia de la provincia pero lo único concreto hasta el momento es el rezo de la novena en honor a la Virgen de la Asunción que comienza este viernes y que podrá seguirse por las redes sociales y también a través de la radio y el circuito de televisión local".

Por otro lado, desde el municipio se está preparando un video con imágenes de ediciones anteriores del Toreo de la Vincha para difundirlo a través de las redes sociales, con la idea de resaltar la fiesta que se vive en el pueblo de Casabindo, uno de los asentamientos más antiguos del país, ubicado en el departamento Cochinoca a 3.800 metros sobre el nivel del mar y 270 kilómetros al este de San Salvador de Jujuy, en la región de la Puna.

El Toreo de la Vincha es una corrida de toros incruenta, es decir donde el animal no es atacado, que se realiza en el marco de las honras a la Virgen de la Asunción, en inmediaciones de la plaza "Pedro Quipildor" como parte de las actividades religiosas, donde toreros improvisados saltan al ruedo para intentar sacar de los cuernos del animal un collar de monedas antiguas para ofrendarle a su patrona como una demostración de su fe.

Se trata de una celebración que convoca a miles de turistas de distintos puntos del país y del exterior pero este año no se llevará a cabo debido a la pandemia del coronavirus y atento a que la provincia se encuentra en fase estricta del aislamiento social preventivo y obligatorio. (Télam)