sociedad

Supervisores porteños rechazaron el protocolo propuesto para las clases presenciales

Por Agencia Télam

23-09-2020 07:00

Supervisores y supervisoras de todas las modalidades y áreas educativas de la Ciudad de Buenos Aires (CABA) manifestaron que el protocolo para el regreso de los alumnos a las clases presenciales que propuso la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, "no constituye una propuesta pedagógica" y denunciaron que fue diseñado de "forma unilateral".

El pronunciamiento dirigido al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, a la ministra Acuña y al ministro de Salud, Fernán Quiros, sostiene que los supervisores asistieron “perplejos a tres propuestas de las que nos anoticiamos por los medios de comunicación”.

“Todas ellas insisten con una revinculación presencial de los alumnos y alumnas más postergados, que desconocen la emergencia sanitaria y el riesgo que implica para docentes y estudiantes”, sostienen en un comunicado.

Además, manifiestan "que el protocolo presentado no constituye una propuesta pedagógica, no fue consultada ni construida con el cuerpo de supervisores, y presenta un sinnúmero de puntos objetables, que dan cuenta de la forma unilateral en la que fue diseñada.

Una supervisora dijo a Télam que el protocolo está “pensado para revincular a los chicos que estuvieron desconectados todo el año con talleristas que no tienen ningún vínculo con los maestros”.

Con respecto a los talleristas, señaló que forma parte de “la tendencia de ir desarmando el estatuto” y que es “gente que es contratada de marzo a diciembre” sin contar con el amparo de las normas legales.

“Hay ciertas condiciones que tienen estar aseguradas: todo el mundo con computadoras, wifi en los barrios más vulnerables y después pensar cómo volver, pero requisitos previos”, dijo.

En relación al diálogo entre los supervisores y la cartera educativa, afirmó que el acceso a la ministra "es poco fluido".

Indicó que los chicos que no tuvieron conectividad “no tienen la misma manera de revincularse” que aquellos que sí la tuvieron por lo que consideró que el plan actual "es discriminatorio, no pedagógico”.

El comunicado manifiesta que “la ministra pierde de vista la importancia del rol de los y las supervisoras quienes aportan una mirada profesional sobre las singularidades que el territorio presenta” y que lejos de sumarnos a una construcción colectiva "se desconoce el estatuto docente, nombrando personal por fuera del mismo”.

Señalaron que todas las propuestas de regreso a la presencialidad, “no consideran lo expresado por el Ministerio de Educación de la Nación; son protocolos generales; plantean estrategias que desconocen la realidad de las escuelas tanto pedagógicas como de infraestructura; no tienen en cuenta las trayectorias escolares individuales y su seguimiento”.

“Es por eso que sostenemos que no acompañamos los planes de retorno presentados, porque no contemplan tres requisitos fundamentales: la aprobación de los protocolos por parte del Ministerio de Salud de la Nación; el equipamiento de todos y cada uno de los estudiantes que concurren a las escuelas públicas tanto con computadoras, como con conectividad”.

Además, no tiene en cuenta la “convocatoria a mesas de trabajo colectivo con los y las supervisoras para consensuar una perspectiva pedagógica, ya que es una jurisdicción con gran desigualdad e inequidad, que necesita respuestas diversas”.

“La educación no está en una plaza ni en un patio si no es parte de un objetivo pedagógico inclusivo que aloje a todos nuestros estudiantes. La educación está en los y las docentes que luchamos para que sea un acto de justicia social”, finaliza el comunicado. (Télam)