sociedad

Siempre andaba contento y era fanático de la quiniela: Estela recuerda a su hermano Jorge

Por Agencia Télam

25-06-2020 01:15

La hermana de Jorge Alberto Correa, de 56 años, un vecino de Bahía Blanca que murió por coronavirus el pasado 16 de mayo, lo recuerda como una persona "re buena, siempre andaba contento y era fanático de la quiniela".

"El siempre preguntaba por los números, era muy fanático. Había un cumpleaños y le jugaba", cuenta Estela Correa, una de sus hermanas, a Télam y hace un cálculo muy triste: "Tengo 14 hermanos y ahora quedamos solo 9".

Correa, cuyo apodo era "Koki", fue el segundo fallecido por el coronavirus en este partido del sur bonaerense, donde hasta el momento se han registrado cinco en el marco de 97 días del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

La mujer de 59 años cuenta a Télam que Jorge "era hincha de Independiente, al revés de todos, porque en la mayoría son de Boca Juniors y otros tres, de River".

La mujer evocó que su hermano, el más chico de la familia, se desempeñaba desde los 14 años como lavador de autos: "Siempre y toda la vida se dedicó a lavar autos, en forma particular y en empresas. Era muy conocido", destaca.

Correa estuvo internado en el Hospital Interzonal de Agudos "José Penna" por espacio de dos semanas luego de haberse contagiado de su mujer, que se desempeña en otro centro asistencial: "Estaba casado con mi cuñada que es enfermera del HAM. Ella contrajo el virus y se lo pasó a él, que descubrió quien era diabético cuando estaba internado", agrega.

El hombre murió luego de haber estado internado por más de dos semanas en el Hospital Interzonal de Agudos "José Penna".

"Él se enteró que era diabético en el hospital", agrega al indicar que estando internado "había reaccionado, salido de terapia intensiva y le habían sacado el respirador para probar". Pero esa mejoría no se sostuvo en el tiempo: "Recayó de nuevo, se sintió mal y no salió más".

La esposa del hombre se desempeña en el Hospital "Felipe Glasman", conocido como HAM de la Asociación Médica de Bahía Blanca, un centro asistencial que debió cerrar sus puertas durante 19 días luego de un contagio por conglomerado.

"Mi cuñada y uno de sus hijos de 26 años se curaron del coronavirus estando en su casa y manteniendo el aislamiento", informó la mujer.

Estela también cuenta que el resto de sus hermanos, muchos de los cuáles tienen más de 80 años, "están desde el primer día en sus casas haciendo la cuarentena".

Tras más 97 días del aislamiento, la mujer, que es jubilada, comparte con esta agencia a modo de reflexión su impresión sobre lo que sucede: "La gente tiene poca conciencia, hasta que no ve que lo que pasa es algo grave, o hasta que no le toca, no se fija lo que le pasa a la gente que tiene al lado".

Y lo dice porque la situación que encuentra cada día la alerta: "Veo gente que está sin barbijo, que salen con los chicos", describe aunque la lista podría ser más larga.

A falta de ceremonia tradicional, velatorio y cortejo hacia el cementerio, Jorge Correa fue despedido por sus familiares de una forma especial que quedó registrada en video https://www.facebook.com/watch/?v=246644263213427: sus hijos y sus nietos inflaron un puñado de globos con formas de corazón en color dorado, anotaron distintas frases para expresar el cariño y sus recuerdos y los soltaron al cielo para que llevara por todas partes el amor que Correa dejó en los suyos. (Télam)