sociedad

Salvarezza: Al fútbol jugaba de 9 porque siempre me gustó la efectividad

Por Agencia Télam

06-06-2020 03:00

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Roberto Salvarezza, se mostró como un deportista "efectivo", con una buena mirada estratégica y afirmó que "el equipo que llegó acá es todo de científicos".

Si bien se define más por el paddle y el tenis como sus deportes preferidos, en una entrevista con Télam recordó que en fútbol jugó de 9" y explicó: "siempre me gustó la efectividad, hacer un gol. No era muy hábil, pero bastante efectivo para hacer un gol".


T: ¿Cómo Palermo?

S: Más o menos, pero no me quiero comparar porque soy de River. En mi familia, Enrique Salvarezza fue uno de sus socios fundadores, toda mi familia es gallina.

Cuando uno es hiperactivo y ansioso quiere jugar de determinada manera y hacer lo que hay que hacer. Y como se pueden cometer errores, armás el equipo con alguien que frena la pelota, te deja llegar, y después te tira el centro.

Ir todos juntos para adelante tampoco sirve, tiene que haber, al mismo tiempo, mucha gestión, alguien que pare la pelota, mire el panorama y sepa esperar para acomodarse.

En mi caso, necesito alguien que pare la pelota porque yo voy para adelante.


Pero Salvarezza, fue más allá y expuso su estrategia:

"El equipo que llegó acá es todo de científicos, con excepción de algún administrativo. Cuando hablamos del tema ciencia sabemos porque yo entré al Conicet en 1977. Empecé como técnico y terminé como presidente, así que conozco la idiosincrasia de los investigadores. Eso me permite saber cómo somos y entender qué es lo que busca una comunidad científica".


T: ¿Qué los convoca?

S: A la comunidad científica no la convoca sólo el dinero, hay vocación y además quiere vivir dignamente y desarrollarse científicamente.

También es cierto que si no vive dignamente se va y busca otro lugar. Y eso hay que entenderlo. O la perdés políticamente por medio de éxodos políticos, como en la dictadura de Onganía y Videla, o económicos, como en el 2001 o en 1988 con la hiperinflación.

Está bien que algunos busquen armar una empresa, pero no es el perfil del investigador en Argentina, que siempre ha estado con esa imagen de Leloir de la silla atada con alambre. (Télam)