sociedad

Sabíamos que si el virus entraba a los barrios indígenas esto iba a explotar, dijo coordinadora

Por Agencia Télam

30-06-2020 04:15

La coordinadora para pueblos indígenas de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), Laura Rosso, afirmó que "todos en el Chaco sabían que si el coronavirus ingresaba a los barrios indígenas la situación iba a explotar" y destacó que la discriminación ocurrió a pesar de la legislación de "avanzada" de la provincia.

Rosso, quien coordina con referentes qom y wichí programas educativos universitarios para esas poblaciones indígenas, manifestó a Télam que "hay que estar en el terreno con ellos porque es otra forma de trabajar y es muy difícil que lo entiendan los médicos y los técnicos".

"Por eso -contó- todas las noches rezábamos para que el virus no entrara a los barrios indígenas, que nadie se contagie porque esto podía explotar y asi sucedió, pero las actuales autoridades no son primerizos, conocen al pueblo qom y wichi, aunque era una gestión que recién se iniciaba".

Rosso aseguró que el Chaco "posee una legislación indígena de avanzada", pero "tanto en algunos medios como en redes sociales sorprendieron las actitudes de discriminación y racismo sobre cómo se trató el tema".

"Llegaron a decir que los qom se escapaban de sus barrios -cuando estaban cerrados- para contagiar a propósito a la población", destacó.

En el Gran Toba, en las afueras de Resistencia, ya se registraron 16 muertes por coronavirus.

Para Rosso la actitud de cerrar al barrio "respondió a que el virus no se disemine pero contribuyó al contagio entre la misma población qom. Sabemos que en una misma vivienda residen varias familias en condiciones de hacinamiento".

Y añadió "el pueblo qom se moviliza mucho desde la zona rural a la ciudad por el valor que tienen para ellos los lazos familiares pero también para pedirse cosas y compartir lo poco que tienen". Pero remarcó que "históricamente no hay una comprensión entre los indígenas y el personal de salud".

"Ahora se instaló un hospital modular en el barrio pero hay que reconocer que el primer caso surgió cuando un referente qom fue a operarse de apendicitis al hospital de Castelli y salió con coronavirus aunque asintomático. Allí contagió a su comunidad", recordó.

Respecto a la población wichí, destacó que "viven en zonas de difícil acceso, en las que hay que transitar varios kilómetros en calles de tierra, por lo que en caso de lluvia es muy dificultoso llegar. Afortunadamente hay muy pocos casos allí, sólo algunos en la zona de El Sauzalito".

Rosso destacó además que "vinimos de una gestión en la que hubo una desinversión muy importante en varios aspectos y las poblaciones wichis que viven en zonas alejadas o en la zona de El Impenetrable están en situaciones muy complejas, por lo que es necesario que el virus no se disemine allí". (Télam)