sociedad

Repudian actos de violencia sexual y laboral por parte de un ministro jujeño denunciado

Por Agencia Télam

27-12-2019 05:45

Movimientos feministas repudiaron hoy la figura del ministro de Trabajo y Empleo de Jujuy, Jorge Cabana Fusz, denunciado ante la justicia por "ejercer violencia sexual y laboral" contra empleadas de ese organismo por lo que requirieron que "se lo separe del cargo".

"Repudiamos los actos de violencia machista realizados hacia mujeres que trabajan en el ministerio, que constituyen también un claro ejercicio de poder", indica el comunicado publicado hoy y que tiene la adhesión de al menos 35 agrupaciones feministas, sociales y universitarias de la provincia.

En el escrito aseguran que es "larga la lista de hechos violentos denunciados", contra el funcionario provincial al tiempo que hacen alusión a "malos tratos, gritos, humillaciones, amenazas de despidos, persecución, hostigamiento, despidos sin causa, trato desigual, condiciones laborales de precariedad, abuso de autoridad, agresiones verbales y físicas, acoso sexual".

Entre éstas se destaca la denuncia de una empleada que acusó al ministro de la cartera laboral por coacción agravada con propósitos de abuso sexual, además de otra denuncia por robo a una trabajadora de esa dependencia donde participaron cuatro funcionarias de las cuales la justicia imputó a dos.

Las activistas recordaron la vigencia de la Ley Nacional N° 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales.

En el texto de la ley se expresa que "se entiende por violencia contra las mujeres toda conducta, acción u omisión, que de manera directa o indirecta, tanto en el ámbito público como el privado, basada en una relación desigual de poder, afecte su vida, libertad, dignidad, integridad física, psicológica, sexual, económica o patrimonial, como así también su seguridad personal".

Asimismo explicaron que los hechos que "han sido denunciados pública y judicialmente y ponen en evidencia que el ejercicio de violencia es algo de larga data", razón por la cual "nadie de la gestión a la que el ministro pertenece puede decir que no tiene conocimiento de las denuncias realizadas", agregaron.

(Télam)