sociedad

Relanzan el cuerpo de inspectores como Brigada de Control Ambiental

Por Agencia Télam

10-09-2020 09:15

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible relanzó el cuerpo de inspectores, creado en el año 2007, que ahora pasa a llamarse Brigada de Control Ambiental (BCA), para dedicarse "al tráfico de fauna y el control a establecimientos que operan residuos peligrosos", informó esa cartera en un comunicado.

"La política ambiental que lleva adelante el ministro Juan Cabandié tiene como prioridad establecer criterios en todo el territorio nacional de protección del entorno y los recursos naturales. Esto supone visibilizar y poner de manifiesto las acciones de prevención, inspección y control en todo el país", indicó Sergio Federovisky, secretario de Control y Monitoreo Ambiental.

Con este objetivo, amplió, "se fortalece el área de inspecciones existente en el Ministerio, a través de la conformación de la BCA cuyas facultades son históricas en el ámbito del control y monitoreo ambiental de la cartera de Ambiente nacional, pero que retoma y refuerza el compromiso abandonado en los últimos cuatro años".

La Brigada ya se encuentra operativa y fue oficializada mediante la publicación de la Resolución 306/2020.

Según se informó, está integrada por agentes especializados y depende de la Dirección de Inspecciones de la Secretaría de Control y Monitoreo Ambiental.

Entre sus tareas habituales, se encuentran el control del cumplimiento de los principios de la política ambiental, en concordancia con lo estipulado por la Ley General del Ambiente, y la protección del ambiente y los recursos naturales dentro del ámbito legal de sus competencias territoriales, tanto en lo referido a suelo, subsuelo, agua, aire, biodiversidad, bosques nativos, flora y fauna silvestre.

Otra de sus funciones es constatar el estado de situación en zoológicos, criaderos y santuarios naturales, sus instalaciones, el estado del plantel faunístico y, en contexto de pandemia, el cumplimiento del protocolo por Covid-19 en estos establecimientos.

También asisten en el tránsito interjurisdiccional de animales silvestre y participan junto a fuerzas de seguridad de operativos por comercio ilegal de fauna, en los cuales se encargan del decomiso de los ejemplares.

Además se encargan de la verificación de la correcta gestión de residuos peligrosos y el tratamiento de efluentes líquidos en establecimientos industriales y de servicios, "con amplias facultades de fiscalización, pudiendo realizar tareas investigativas, procedimientos de toma de muestras, monitoreos periódicos, elaboración de informes técnicos y control de vertido de efluentes, entre otras medidas", precisó el comunicado.

Como una de las acciones más gratificantes, se mencionó el rescate de animales silvestres que son hallados perdidos fuera de sus hábitats o lastimados que, luego de su recuperación y estabilización, son relocalizados "en lo posible, a su entorno natural". (Télam)