sociedad

Prisión preventiva para tres personas imputadas por trata de personas

Por Agencia Télam

22-07-2020 09:45

El juez federal de Garantías 1 de Salta, Julio Bavio, dictó la prisión para dos mujeres y un hombre imputados del delito de trata de personas agravado por el número de víctimas, luego de ser detenidos en el marco de una serie de allanamientos realizados el fin de semana pasado, en los que fueron rescatadas siete mujeres captadas y explotadas sexualmente.

Fuentes judiciales informaron hoy que el fiscal federal Ricardo Toranzos, que es el titular del Área de Investigación y Litigación de Casos Complejos de la Unidad Fiscal Salta, imputó el delito de “trata de personas agravado por el número de víctimas” a dos mujeres y un hombre detenidos el fin de semana pasado, y solicitó la formalización de la investigación penal en su contra.

Bavio hizo lugar al pedido de la fiscalía para que se dicte la prisión preventiva de las dos acusadas -una de ellas, en prisión domiciliaria por razones de salud- y del acusado, por el término de 42 días, que es el plazo inicial para las pesquisas.

En su presentación del caso, el fiscal explicó en detalle la investigación que derivó en el desbaratamiento de una organización que operaba en Salta Capital, sin descartar la posibilidad de que haya más implicados.

El viernes pasado por la noche, siete jóvenes fueron rescatadas en distintos procedimientos realizados en domicilios de la capital salteña.

Ante el juez, el fiscal reveló que la investigación se inició a partir de las denuncias realizadas por dos mujeres, entre el 22 y el 28 de mayo pasado, quienes señalaron como común denominador una página, en la red social Facebook, denominada “Busco Trabajo Salta”.

Una de ellas, al relatar lo sucedido, indicó que respondió al posteo realizado desde el perfil “Luciana Chocobar”, quien solicitaba “chicas de 18 a 25 años” para trabajar ocho horas por día en días, y horarios a convenir con las interesadas.

Tras chatear con la persona, le informaron que el trabajo consistía en el servicio de sexo por dinero, también conocido como “scort”.

En su denuncia, la mujer reveló que al pedir más información sobre cómo se hacían los servicios, tomó conocimiento de que para ello se utilizaban departamentos en la zona centro, donde, supuestamente, se daban masajes más los servicios sexuales, por lo que podía percibir sumas de entre $800 y $1.500.

A estas dos denuncias, el fiscal sumó una tercera, esta vez realizada por una madre, quien se presentó en una dependencia de la policía provincial y pidió ayuda debido a que su hija era sometida por una organización que la explotaba sexualmente.

Toranzos resaltó los datos obtenidos de la indagación sobre páginas web y redes sociales surgidas de las denuncias.

Para obtener evidencia, la fiscalía se valió de la figura del “agente revelador”, herramienta establecida en el Código Procesal Penal Federal que permitió la identificación de los inmuebles utilizados por la organización, caracterizados por ser domicilios cercanos al centro de la ciudad.

En los allanamientos se secuestraron numerosos elementos, entre ellos dos dispositivos de cobro electrónicos, lencería erótica, alrededor de 90.000 pesos, fotografías y 19 teléfonos celulares.

Las tareas investigativas fueron realizadas por divisiones especializadas en la materia, tanto de Gendarmería Nacional como de la Policía de la Provincia, las que actuaron bajo la coordinación del Área de Casos Complejos de la fiscalía. (Télam)